La DIMAR navega en la era tecnológica

La Dirección General Marítima (DIMAR) fue fundada hace 68 años con el fin de contribuir y velar por el fortalecimiento del poder marítimo nacional, promover el desarrollo científico y tecnológico de la Nación y monitorear el flujo de transporte de carga y pasajeros. Su modelo de trabajo y sus años al servicio de los colombianos, la han convertido en un referente regional ante países de América Latina como Perú, Brasil, Chile, México y Ecuador.

Con la meta de posicionar a Colombia como una nación estratégica en materia de preservación y control del mar, la DIMAR, en cabeza del vicealmirante, Juan Manuel Soltau Ospina, ha desarrollado estrategias sólidas para alcanzar más presencia regional y marítima en los cerca de 17 puertos, ríos y capitanías fluviales de todo el país.

Es por eso, que, en un trabajo mancomunado con todos los departamentos, las alcaldías y el Congreso de la República, se tramitarán siete proyectos de ley como parte de una política integral para mejorar la interdicción aérea, terrestre y fluvial.

Lo que se busca es que Colombia se modernice en materia de transporte, gestión de litoral, control de playas e investigación. “Queremos seguir manteniendo el sistema de señalización marítima para que los buques puedan entrar y salir del país sin ningún problema y además mantener actualizados los mapas por donde transitan los barcos” explica. Se estima que en Colombia el 92% de la carga nacional en importación y exportación se mueve por mar.

La tecnología, una de las prioridades

La Dirección General Marítima se ha estado fortaleciendo a través de estrategias de desarrollo con el fin de preservar y controlar el mar colombiano.

Entre sus prioridades, la DIMAR busca dotar con equipos de última tecnología a los cuatro buques de investigación científica marina y de esa manera hacer levantamientos hidrográficos y geológicos. La institución le apunta a poder explorar los más de 900 mil kilómetros cuadrados de mar con profundidades de 4.200 metros en el litoralPacífico y Caribe.

En sus décadas de actividad y control del territorio fluvial del país, la Dirección General Marítima seguirá ofreciendo una labor interinstitucional y asertiva con todos los municipios de Colombia. Eso significa que se va a trabajar de la mano con las demás entidades para que la ocupación de bienes de uso público se haga de manera reglamentaria.

Comparte este contenido en tus redes sociales