“La gente quiere cambio y renovación”

Actualidad Gestión Senado

Amanda González es la primera mujer del departamento del Casanare que llega como senadora al Congreso de la República para promover “grandes cambios” en su región. Como integrante de la Comisión Sexta de la Cámara Alta, ha prometido salvaguardar los intereses de la que llama media Colombia, así como estimular su desarrollo turístico, económico, social y cultural.

Desde su curul, la legisladora espera poder contribuir a la defensa de los derechos integrales de la mujer, sector al que asegura representar con orgullo, para poder abrirles oportunidades laborales y mejorar la capacidad de ingreso de las madres cabezas de hogar. Como médica, buscará que los colombianos gocen de un servicio de salud digno y de calidad. “Quiero que me recuerden por hacer una política diferente en este país, eso es lo que quiere la gente, el cambio, la renovación, donde nosotros actuemos con responsabilidad, y con sentido de pertenencia por nuestra gente”, sostiene la parlamentaria.

Desde su curul, la legisladora espera poder contribuir a la defensa de los derechos integrales de la mujer, sector al que asegura representar con orgullo, para poder abrirles oportunidades laborales y mejorar la capacidad de ingreso de las madres cabezas de hogar. Como médica, buscará que los colombianos gocen de un servicio de salud digno y de calidad. “Quiero que me recuerden por hacer una política diferente en este país, eso es lo que quiere la gente, el cambio, la renovación, donde nosotros actuemos con responsabilidad, y con sentido de pertenencia por nuestra gente”, sostiene la parlamentaria.

Aunque la senadora era poco conocida, logró ganarse la confianza y el respaldo de la comunidad, gracias a su compromiso con el desarrollo económico y social.

Amanda González se convirtió en una de las sorpresas electorales de los comicios legislativos del 11 de marzo pasado, al ubicarse como la tercera senadora que logró más votos en el Centro Democrático en representación del Casanare, con 46.321sufragios. Aunque su cara era poco conocida en el escenario político, logró ganarse la confianza y el respaldo de la comunidad en las urnas, gracias a su trabajado en el área administrativa de la salud en su región. Por eso su compromiso con su desarrollo económico y social es total.

Aunque su labor legislativa estará enfocada en mejorar la cobertura de los servicios médicos y en empoderar a la mujer casanareña, la congresista buscará fortalecer la economía del departamento a través de iniciativas que estimulen al sector productivo local. Además de la ganadería extensiva y los cultivos de arroz y palma de aceite, ese territorio alberga varios campos petróleos que lo convierten en el mayor explorador de crudo del país. Por ello la senadora trabajará por aprovechar al máximo el potencial que ofrece la región. “La idea es fomentar el desarrollo agroindustrial para generar nuevas oportunidades laborales, así como inculcar el respeto por los bienes ambientales, garantizando una economía sostenible”, señala la parlamentaria.

Además de la consolidación de la economía, la legisladora espera contribuir al fortalecimiento de sectores importantes del departamento como el turismo ante la gran riqueza cultural que se percibe en las múltiples fiestas que allí se celebran cada año. Y es que el Casanare atrae a los visitantes por su vegetación, sus extensas sabanas y laderas de la cordillera Oriental, así como por su amplia red hidrográfica, donde confluyen ríos, quebradas y caños para actividades deportivas y ecológicas.

La senadora tiene claro que en el Congreso de la República hay que comenzar a realizar cambios para responder a tiempo a las necesidades sociales más sentidas de los colombianos. “Quiero hacer una tarea política diferente, porque quiero ser recordada por ser una persona que haga las cosas bien y de la mejor forma”, asegura González, quien considera que desde el Capitolio Nacional se puede dar el gran salto hacia la transformación de Colombia.

“Quiero que me recuerden por hacer una política diferente en este país, eso es lo que quiere la gente, el cambio, la renovación, donde nosotros actuemos con responsabilidad, y con sentido de pertenencia por nuestra gente”

Amanda Rocío González es profesional en Medicina, con especialización en Administración y Servicios de Salud de la Universidad del Meta, así como en Salubridad Pública de la Universidad del Rosario. Es magíster en Gestión de Organizaciones en la Escuela de Administración de Negocios EAN. Fue gerente del Hospital del municipio de Aguazul, Casanare, así como del centro de salud de Monterrey por varios años. Se convirtió en una de las figuras de mayor fuerza en el uribismo, al ganar un escaño en el Senado de la República con la tercera mejor votación del partido Centro Democrático.

Amanda González, senadora de la República.
Comparte este contenido en tus redes sociales