La Jagua de Ibirico, el despertar del campo

Actualidad Caribe Gestión

A la Alcaldía de La Jagua de Ibirico llegó hace más de dos años Yarcely Rangel Restrepo, cuyo liderazgo y planificación han sido determinantes en la solución de los problemas más apremiantes que afronta el municipio. Su sensibilidad social y su capacidad para potencializar las oportunidades le han permitido proyectar su región como un territorio sostenible ante los desafíos económicos y sociales que le esperan al país.

Desde que estaba en campaña, Yarcely Rangel asumió el compromiso de ofrecer mejores condiciones de vida a sus coterráneos. Es así como al llegar a la alcaldía se propuso hacer un cambio de 180 grados a la economía de La Jagua de Ibirico para brindarle nuevas oportunidades laborales a la gente. “Desde que llegamos a la administración, nosotros empezamos a buscar la forma de hacer más sostenible el municipio y proyectar unas aguas sin carbón. Por esta razón, buscamos tres líneas en las cuales nos estamos enfocando: la reactivación del campo, el turismo y la industrialización de la región”, señala la mandataria, quien llegó al cargo, después de varios años de trabajo social, apoyando a diferentes fundaciones del sector.

La alcaldesa se destaca como una gestora social en medio de su comunidad.
La Jagua es una joya turística para el Cesar, por lo que se han desarrollado proyectos para embellecer la región.

La Jagua de Ibirico es un municipio cuya económica gira entorno a la minería, actividad que en cuestión de años dejará de generar ingresos para la región. “Nosotros antes de ser mineros, éramos netamente agrícolas y ganaderos”, recuerda la alcaldesa, quien se ha propuesto reactivar el campo, a través de acciones puntuales como la ejecución de un proyecto para llevar electricidad a cinco veredas del sector rural, lo cual permitiría que el 100% de su población cuente con el servicio.

Así mismo, la administración ha elaborado un programa de repoblamiento bovino y de seguridad alimentaria, para que más de dos mil familias víctimas del conflicto armado, que están en un proceso de retorno al municipio, puedan cultivar distintos productos en sus fincas, como la yuca, el plátano y el maíz.

Pero la labor de reactivar el campo debe ir acompañada de un tema que ha sido fundamental para la alcaldía, como lo es la consolidación de una industria fuerte y sostenible que impulse la comercialización de lo producido en el municipio. “Hoy tenemos dentro de nuestra planificación la planta de beneficios, en donde vamos a sacrificar bovinos y porcinos, los cuales van a ser comprados a los ganaderos de la región”, explica la funcionaria. Se espera que para el año 2019, este centro empiece a funcionar y genere alrededor de 200 empleos directos.

En esa línea de acción, se avanza también en las gestiones para la construcción de un parque industrial en el corregimiento de Boquerón, proceso que ya está en marcha gracias a una alianza público-privada con tres empresas mineras reconocidas, como la Drummond, Prodeco y Cener. “Lo que queremos es impulsar una nueva tecnología que conserva la fruta y la verdura con todos sus nutrientes. El gobernador del Cesar, Francisco Ovalle, le ha dado viabilidad al proyecto que generaría alrededor de dos mil empleos y que supliría la demanda a nivel nacional”.

Para garantizar su éxito, la alcaldía está en un proceso de recuperación de las vías terciarias del municipio, de las cuales ya hay tres finalizadas, para facilitar la movilización de los productos hacia los puntos de venta y fortalecer el turismo local.

El municipio de La Jagua es una joya turística del departamento del Cesar y eso lo sabe muy bien su alcaldesa, que ya trabaja en proyectos para embellecer la región. “Teniendo vías terciarias vamos a darle la oportunidad a los visitantes de conocer los atractivos de nuestro municipio como las Cuevas del Indio. Por eso estamos haciendo toda la logística para acomodar el sitio. De igual forma, estamos organizando diez miradores desde las montañas para poder mostrar todo lo que es la minería, la fauna, la flora y los paisajes hermosos que tenemos acá”.

Con un municipio por descubrir, la mandataria ha gestionado la construcción de un parque del café que funcione con energía alternativa en el corregimiento de La Victoria, donde se cuenta con 2.700 hectáreas para el cultivo del bebestible. Para conseguirlo, se cuenta con el apoyo de Prodeco, empresa que, según dice, “está muy comprometida con el proyecto”.

Comparte este contenido en tus redes sociales