La nueva cara de Moniquirá

Alcalde de Moniquirá, Ancisar Parra Ávila.

Con la construcción de importantes proyectos de infraestructura para Moniquirá, incluido el parque y el hospital municipal, un colegio, viviendas de interés prioritario (VIP) y la culminación del Plan de Acueducto y Alcantarillado local, el alcalde Ancisar Parra Ávila, ha transformado la realidad social de los habitantes del municipio, convirtiendo este territorio en uno de los más prósperos de la provincia de Ricaurte en Boyacá.

Cascada de Salto del Zorro.

Al mandatario no le cabe duda, que, con las obras ejecutadas, el municipio ha logrado un acelerado desarrollo que ha contribuido a elevar la calidad de vida de sus habitantes. Y es, que, bajo su administración, las acciones y programas de gobierno han sido a todas luces incluyentes, como la construcción de 100 viviendas de interés prioritario para las víctimas del conflicto armado interno, familias vulnerables y personas que residen en zonas consideradas de alto riesgo. También la edificación de un colegio que atiende niños desde la primera infancia hasta el grado quinto, en cumplimiento a su promesa de mejorar la cobertura y calidad de la educación tanto en el área urbana como rural.

A pesar de todos los avances que el ingeniero Ancisar Parra Ávila ha logrado en materia de infraestructura en estos tres años de gestión, cree que se necesitan mayores recursos de parte del Gobierno Nacional para invertir en placa huella, con el fin de darle competitividad a los campesinos moniquireños, facilitar el transporte de los productos y proyectar un municipio mucho más atractivo para el turismo, uno de los sectores a los que más le ha apostado la alcaldía actual como eje de progreso y generación de empleo en la región.

Placa Huella, vereda Chovo.

Plan Maestro de Acueducto y Alcantarillado

Banda Sinfónica Juvenil de Moniquirá.

En 2009, la entonces administración de Moniquirá contrató un proyecto por más de 5.000 millones de pesos para la construcción de un acueducto que entregaría agua potable a más de 2.000 familias especialmente en el sector rural. Luego de casi 10 años de la aprobación de la obra por parte del Departamento Nacional de Planeación (DNP), el ingeniero Parra Ávila liquidó y levantó la sanción que le había sido impuesta al municipio por incumplimiento. Es así como cerca de 1.000 personas de tres veredas cuentan ahora con el importante servicio. “Estamos pasando por una fuerte ola de calor en la región, mucha gente para esta época se quedaba sin agua, entonces, verlos besar los tubos por donde les llega el preciado líquido, es una de las principales alegrías que he tenido durante mi gestión (…) Si el dinero nos alcanza llegaremos con el líquido vital a más de cinco veredas, lo que nos proporciona una capacidad del acueducto para 10 mil personas más”, asegura el mandatario.

La reconstrucción de la malla vial es otro de los puntos a destacar de su labor como alcalde. Actualmente, Parra Ávila le está entregando a los moniquireños 1.200 metros de red vial con la reparación del alcantarillado en este tramo. “Es muy importante arreglar la tubería y los conductos de aguas residuales y eso es lo más costoso. Si nosotros nos dedicáramos solo a pavimentar nos alcanzaría para el doble, pero somos responsables, así que cada vez que embellecemos una vía remodelamos los ductos de alcantarillado y acueducto para que la obra quede completamente terminada”, explica.

Festival del Mararay.

Parque Santander, centro de ecoturismo y deporte

Puente vereda Coralina.

El mandatario, al final de su gobierno, entregará en su totalidad la remodelación del parque Santander Bicentenario, que se convertirá en el centro turístico del municipio con un enfoque en el cuidado y preservación del agua. Dentro de este ambiente ecológico, los músicos aficionados contarán con una concha acústica, y para los visitantes se tendrán andenes amplios, y sendero en los que encontrarán las bondades gastronómicas que esta tierra tiene para ofrecer, como los bocadillos, panelitas de leche y café, consolidándose como el principal productor de esta bebida en el departamento de Boyacá. Para los atletas se hará un complejo deportivo, situado a pocas calles del parque, donde los niños, niñas y jóvenes puedan acceder a las escuelas de formación. “Esto se hace para concentrar el trabajo de nuestros deportistas en un espacio especial para ellos, no los estamos desplazando como algunos aseguran, les estamos dando su propia zona de desarrollo”, aclara.

Hospital Regional de Moniquirá, un logro conjunto

Viviendas Interés Prioritario (VIP).

Con ayuda del Gobernador de Boyacá, Carlos Andrés Amaya Rodríguez, esta obra que mejoraría la vida y la atención en salud no solo de los habitantes del municipio sino de toda la provincia de Ricaurte y la de Vélez en Santander, es ahora una realidad. Este hospital de segundo nivel es otra de las obras que la administración de Ancisar Parra pudo sacar adelante luego de 35 años de retraso en su construcción. El mandatario espera entregarlo a finales de marzo de este año. “Va a tener todos los equipos de imagenologia lo que va a evitar que los enfermos y sus acompañantes tengan que desplazarse hasta Tunja para un examen”. Parra Ávila asegura, que, aunque el hospital es una obra departamental, el municipio se ha “puesto la camiseta” aportando alrededor de 1.000 millones de pesos. “No debíamos dejar solo al Gobernador en la ejecución de esta obra que nos beneficia a todos”, afirma.

Comparte este contenido en tus redes sociales