La paz no la van a hacer trizas, Manuel

Columnistas Opinión Paz

Aída Avella
Senadora, Unión Patriota 

 

A Manuel Cepeda nunca lo olvidaremos. Fue el último senador por la UP y el Partido Comunista Colombiano, antes que nos lo quitaran a tiros. Era un hombre comprometido con la causa del pueblo colombiano. Lo sé porque, estando en el Concejo de Bogotá, compartí mucho con él. Casi que todos los días nos veíamos o nos llamábamos para estudiar los temas nacionales y de la ciudad y coordinar el trabajo que nos correspondía con la UP y el PCC.  

Vi su esfuerzo político, desde nuestro periódico VOZ, el parlamento y la movilización, por juntar fuerzas revolucionarias y demócratas en una sola dirección. La unidad en torno a las ideas de cambio para el país y las reivindicaciones laborales y sociales de los trabajadores colombianos, siempre fue su bandera prioritaria.  

Bandera que hoy vemos materializada con la presencia en el parlamento de la UP, la Fuerza Alternativa del Común, Decentes, las fuerzas progresistas, y otros senadores y representantes que hoy sumamos el bloque de oposición democrático más importante de la historia, con la responsabilidad de representar las ideas de una ciudadanía activa, movilizada y declarada en oposición a la derecha retardataria y sus mayorías parlamentarias.    



A Manuel Cepeda nunca lo olvidaremos. Fue el último senador por la UP y el Partido Comunista Colombiano, antes que nos lo quitaran a tiros


A Manuel le podemos contar que nos asignaron la Comisión Cuarta Constitucional en la que discutiremos el Plan Nacional de Desarrollo y los presupuestos anuales de inversión. Te podemos contar que no calentaremos silla en el parlamento, que trabajaremos todos los días, para eso nos pagan; que no faltaremos a ninguna citación a comisión o plenaria, que estamos preparando debates como las funciones delegadas del Estado que a nuestro juicio son parte de las venas rotas del presupuesto nacional, que daremos la pelea por la implementación de los acuerdos de paz y para ello nos preparamos para la discusión del Plan Marco de Implementación. La paz no la van a hacer trizas, Manuel.  

Hoy la oficina 633B en el Congreso está abierta a la gente, al servicio del pueblo. Siempre vive llena de ciudadanos que acuden a nosotros para que les ayudemos. Estos días atendimos casos sensibles con compañeros que en regiones se están jugando la vida por desterrar el miedo y acompañar las causas de la justicia social.  Ya van 334 asesinatos de líderes sociales y defensores de derechos humanos. Nuestra prioridad es que esos casos no caigan en la impunidad y que por supuesto no ocurra uno más. Aquí hay un genocidio social en marcha.  

Manuel, hoy somos la oposición a un gobierno de grandes empresarios, conducido por una clase política inmersa en la podredumbre; somos resistencia a los vientos de guerra, y al tiempo, alternativa política para ganar gobiernos locales y derrotar las fuerzas políticas del atraso. Seguimos tu ejemplo Manuel, estudiamos tus enseñanzas y avanzamos por tus sueños. Son duros estos 24 años sin ti, pero seguimos dejando en alto el nombre de la Unión Patriótica.  

 

Comparte este contenido en tus redes sociales