Actualidad Caribe Gestión

Maicao, vitrina comercial de Colombia

Maicao es reconocido por su actividad comercial en la costa Caribe del país, pero hoy la crisis de Venezuela ha perjudicado enormemente su ejercicio productivo. Por ello, el alcalde José Carlos Molina trabaja sobre una línea de acción que brinde nuevas oportunidades a los comerciantes y a su vez genere sentido de pertenencia en el colectivo ciudadano.

Maicao, un municipio ubicado en el centro este de La Guajira, reconocido por su vocación comerciante, en el 2027 cumple cien años desde su fundación, motivo por el cual su actual alcalde José Carlos Molina está trabajando en un plan de gobierno en el que se proyectan recursos para inversiones en infraestructura que le darán una nueva cara al municipio y lo consolidarán como polo turístico y económico de la región Caribe.

El plan de gobierno de Molina sigue la misma hoja de ruta que se ha trazado para llevar al municipio a un proceso de transformación que le represente beneficios a la población. Desde el 2012, se estableció una línea de acción a 15 años de ejecución, en el que se destacan tres grandes proyectos de envergadura para mejorar su infraestructura y elevar la calidad de vida de los residentes.

Bajo esa perspectiva, se espera lograr la construcción del centro comercial a cielo abierto más grande de Colombia; esto, con el propósito de impulsar la vocación comerciante, que es propia de los habitantes del municipio caribeño. Desde el mandato del actual alcalde se han realizado los diseños y estudios necesarios para poder hacer realidad esta obra. “Toca rediseñar, estamos pensando en la construcción de ese centro comercial a cielo abierto, que nos permita también definir una estrategia del turismo de naturaleza”, afirma el mandatario.

Otra de las iniciativas es la formación de una subregión o provincia administrativa entre las localidades de Uribia, Manaure y Maicao, que hacen parte de la zona de régimen especial aduanero, con el fin de crear una asociación de municipios, proceso que cuenta con el liderazgo del alcalde Molina.

Se avanza también en el llamado “plan centro”, una obra que pretende peatonalizar el sector y reconstruir la Plaza Simón Bolívar, en aras de darle un atractivo más turístico al municipio. “Se está haciendo el diseño de la plaza Simón Bolívar, que es la plaza central, la calle 12 que será peatonal y la arteria principal que es la calle 16 o la carretera panamericana, que va hasta Venezuela; esas tres obras espero dejarlas por lo menos iniciadas”, asegura el gobernante.

Una de las prioridades de la alcaldía es el cambio de conciencia del ciudadano, a través de su formación, para que amen y cuiden al municipio. “Nosotros tenemos un reto histórico, tenemos que hacer cosas fundamentales, primero contribuir al cambio de la conciencia colectiva de los habitantes de Maicao”, afirma el mandatario.

Para cumplir con este propósito, se trabaja con la juventud de Maicao en el fortalecimiento de su educación y de su identidad como ciudadano. “La presente y futuras generaciones deben apagar las redes sociales y prender la conciencia. Ese sería uno de mis grandes aportes, que no tiene nada que ver con el tema de la cultura del cemento, pero sí con el fortalecimiento del ser humano”, agrega.

Desde la alcaldía, se adelantan además los trámites respectivos para la construcción de lugares de recreación y esparcimiento en todo Maicao, para lo cual ya están listos recursos por 1.800 millones de pesos que serán destinados al parque lúdico, uno de los proyectos pilares de la administración. En asociación con Coldeportes, se busca también la apertura de dos canchas deportivas para promover actividades sanas dentro de la juventud.

De igual forma, la alcaldía planea pronto cambiar 6000 lámparas a luces led, así como gestionar ante el Ministerio del Interior la adquisición e instalación de 50 cámaras de seguridad, como parte del programa de vigilancia local.

La alcaldía y el pueblo le han dicho sí a la paz y trabajan entre todos para construirla a diario, con el apoyo a las víctimas del conflicto y la priorización en la asignación de recursos a la población vulnerable del municipio. “Por supuesto, nosotros hemos contemplado en nuestro Plan de Desarrollo la contribución a la paz, a través del emprendimiento, dando ayuda a la persona que dejó las armas, a quien acogemos como un ciudadano normal.  Estamos dispuestos a trabajar para que la paz deje de ser un anhelo de los colombianos y se convierta en una agradable realidad”, expresa el mandatario.

Afiche promocional del cambio que se le hará al bulevar Julia García.
Render del letrero de la entrada del municipio.

Maicao también es Colombia

Una de las problemáticas más grande del municipio ha sido su dependencia comercial de Venezuela. Por ello, sus habitantes han sufrido las consecuencias de la crisis social y económica que vive la vecina nación y le han pedido al Gobierno Nacional intervenir con una política fronteriza que mitigue sus efectos en el comercio de La Guajira y particularmente de la ciudad de Maicao.

La actual administración pretende trabajar en el renacimiento económico del municipio para entregar al turista la opción de llegar a un sitio que le ofrezca buenos precios y buenos productos, y así recuperar una clientela perdida en su propio país.

La proyección

El alcalde José Carlos Molina espera finalizar su mandato con la satisfacción del deber cumplido, con las obras contempladas en el plan del centenario ya iniciadas y con sus debidos contratos ya firmados para que en el 2027 Maicao pueda palpar y ver la transformación en la que han trabajado sus gobernantes.

El mandatario planea comprometer desde ya los recursos para asegurar la culminación de los proyectos, y así poder responder a las expectativas de los ciudadanos. “Vamos a dejar por lo menos obras iniciadas en la Plaza Simón Bolívar y en la calle 12, eso con recursos de regalías; la idea es comprometer vigencias futuras para adelantar esas obras significativas”, puntualiza el alcalde.

Comparte este contenido en tus redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •