MARCOS DANIEL: EL ALCALDE QUE TRANSFORMÓ MONTERÍA

Marcos Daniel Pineda García

El alcalde de Montería, Marcos Daniel Pineda García, mantiene los más altos índices de favorabilidad, gracias al proceso de transformación que ha vivido la capital del departamento de Córdoba y que inició en su primera administración en 2008, generando no solo cambios urbanísticos,sino importantes indicadores sociales. Sobre la gestión que ha desarrollado y los nuevos retos que se ha impuesto para lo que resta de su segunda administración, la revista El Congreso habló con el mandatario.

 

¿Cuál es el secreto para convertirse en uno de los mejores alcaldes del país?

No creo que haya un secreto para eso, es simplemente trabajo duro de cara a la comunidad. Siempre he dicho que la biblia de un buen gobierno es la participación ciudadana y sobre esa premisa fundamentamos todas nuestras acciones, procurando siempre que sea la comunidad nuestro principal aliado a la hora de tomar decisiones, ya que todas y cada una de ellas van encaminadas principalmente al mejoramiento de la calidad de vida de los monterianos.

Usted ha liderado una transformación urbana sin precedentes en Montería. ¿Cómo lo logró, si la mayoría de regiones se quejan de falta de recursos para la ejecución de su programa de gobierno?

En los últimos diez años hemos podido desarrollar proyectos urbanísticos ambiciosos, que nunca antes se pensaron posibles en Montería, gracias a que hemos defendido un modelo de ciudad exitoso. Tenemos que reconocer y agradecer, además, el apoyo de aliados estratégicos como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Findeter, solo por mencionar algunos, ya que son entidades que han jugado un papel importante en el proceso de transformación de Montería. Igualmente, hay que aplaudir a la empresa privada, a la academia y a la misma ciudadanía, porque juntos hemos forjado el desarrollo de nuestra ciudad.

Su administración se ha caracterizado por la llamada revolución educativa. ¿En qué consiste y qué resultados arroja hasta ahora?

Cuando asumí por primera vez la Administración Municipal en 2008, encontré el 70% de nuestras 60 instituciones educativas públicas en niveles bajo, inferior y muy inferior; por eso iniciamos una política llamada Revolución Educativa que se enfocó en la formación y el estímulo de los docentes, inversiones importantes en infraestructura educativa, uso masivo de las TIC y la implementación de programas novedosos como Montería Bilingüe. Hemos dado continuidad a estos programas transversales de calidad educativa, que nos llevaron a que en los resultados de las Pruebas Saber de 2016, Montería estuviera entre las diez primeras ciudades capitales del país y ocupara el primer lugar en la región Caribe. La educación es y seguirá siendo la bandera de nuestro gobierno.

Montería ha logrado un progreso destacable en un tiempo relativamente corto. ¿Qué consejos les da a sus colegas para que lo consigan también en sus regiones?

Que se atrevan a pensar en grande a futuro. El éxito de una ciudad es planear en el tiempo, por eso en Montería nos hemos trazado varias metas que antes eran impensables, por ejemplo, convertirnos en la Ciudad Verde y Sostenible de Colombia, una ciudad correcta con el medio ambiente, que visiona un futuro mejor y que se ha atrevido a soñar y a pensar en grande. Los reconocimientos que hemos recibido, nos confirman que vamos por el camino correcto, al mismo tiempo que nos motivan a presentes y futuras generaciones a defender un modelo de ciudad que hoy está siendo ejemplo a nivel nacional e internacional.

Además del desarrollo alcanzado, Montería fue escogida como la Ciudad Sostenible del Planeta. ¿Cuáles son los logros y metas en materia ambiental en su administración?

Hemos trazado la sostenibilidad no solamente desde el punto de vista ambiental, sino también económico, social, de movilidad y de planeación urbana. En este aspecto y teniendo en cuenta nuestro reto de convertir a Montería en la Ciudad Verde y Sostenible del país, incluimos en el Plan de Desarrollo Montería Adelante cuatro ejes estratégicos: el primero es Verde Urbano, con el que hemos construido más de 100 parques en los últimos diez años y 4,5 kilómetros de Ronda del Sinú, que es nuestro parque lineal a orillas del río; así mismo, tenemos la meta de sembrar 100 mil árboles antes del 2019. El segundo eje es Movilidad Sostenible, con el que hemos construido 30 kilómetros de ciclorruta, incentivando el uso de la bicicleta como medio de transporte alternativo y estamos avanzando en la implementación del transporte fluvial por el río Sinú.

Con el tercer eje, Ambiente Sano, estamos usando energía limpia en colegios, semáforos, alumbrado público y trabajamos en la cultura del reciclaje. Y el cuarto eje es nuestra estrategia Agrópolis del Sinú.

Usted siempre apostó por lo social.¿Qué tanto se ha avanzado en temas sensibles como la salud, vivienda e infraestructura vial?

Hace diez años Montería era una ciudad con más del 18% de desempleo y hoy estamos en el 11,1%; teníamos más del 20% de pobreza extrema y hoy estamos por debajo del 5%; teníamos una ESE Camu El Amparo quebrada, y hoy con una nueva imagen, ESE Vidasinú, ha sido catalogado por el Ministerio de Salud como un ejemplo nacional. La cobertura de alcantarillado pasó del 30% al 92% y en materia de movilidad se han construido más de 50 kilómetros de vías pavimentadas y 150 mil kilómetros cuadrados de andenes.

Además, se han entregado 6 mil viviendas nuevas y avanzamos hacia una ciudad de propietarios, entregando títulos en todos los barrios de Montería. En el 2016 lanzamos un programa novedoso llamado Mi Casa Adelante, que ha tenido mucha acogida, porque mejoramos viviendas en sitio propio, optimizando las condiciones internas en las que habitan las familias.

¿Qué perspectivas tiene la ciudad de Montería frente al posconflicto?

Nuestra ciudad se ha convertido en capital región de Córdoba, Sucre, Bajo Cauca y Urabá Antioqueño, donde confluyen 73 municipios y dos millones y medio de habitantes que llegan a Montería en busca de servicios y oportunidades. En ese orden de ideas, y teniendo en cuenta que las ciudades capitales estamos llamadas a ser receptoras tanto de las víctimas como de las personas que deciden reintegrarse a la legalidad, queremos tener la suficiente oferta de oportunidades para todas estas personas, de la mano de inversionistas locales, nacionales e internacionales y promoviendo el emprendimiento como motor de desarrollo.

¿Cuál cree que es la mayor dificultad que existe en su ciudad para garantizar una buena administración?

Como cualquier otra ciudad intermedia, Montería tiene muchas dificultades: tenemos problemas de movilidad, economía informal, desempleo e inseguridad, entre muchos otros retos que estamos asumiendo con la mayor responsabilidad posible.

Sin embargo, y muy a pesar de estos inconvenientes, hemos seguido adelante y todos los días nuestro compromiso es más fuerte, al tiempo que hacemos todos los esfuerzos para que los monterianos también se comprometan a trabajar por su ciudad.

¿Cómo integrar lo rural y lo urbano para hacer más competitiva la región?

Estamos implementando la estrategia Agrópolis del Sinú como una gran apuesta que busca la sinergia entre el campo y la ciudad, impulsando el desarrollo económico. Estamos empeñados en darle la cara al campo, convencidos de que allí está el futuro del país. Conscientes de la riqueza que tenemos en nuestras tierras, queremos trabajar todos los eslabones de la cadena de valores, no solamente pensando en el dueño de la tierra, sino también en la transformación de los productos que sacamos de nuestro campo para, de esta manera, a través de Agrópolis, generar oportunidades de empleo para habitantes tanto de la zona urbana como la rural.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password