Metas del Plan Nacional de Desarrollo

El Plan Nacional de Desarrollo “Pacto por Colombia, Pacto por la Equidad”, que le apuesta en los próximos cuatro años a consolidar la transformación social del país sobre los pilares de legalidad, emprendimiento y equidad, fue aprobado finalmente por el Congreso de la República.
La que se considera la hoja de ruta del Gobierno del Presidente Iván Duque, tendrá enormes retos como sacar a cerca de 3 millones de personas de la pobreza, generar empleo y jalonar el crecimiento económico de la nación.

Para avanzar en esa dirección, se tienen contemplados recursos por $1.096 billones, gran parte de ellos destinados a empujar el progreso en las regiones, así como a cerrar las brechas sociales que aún persisten entre el campo y la ciudad. Es por ello que en la distribución de inversiones se prioriza la educación con $216,8 billones, la salud con $157,8 billones y la protección social con $46,8 billones. Pero tal vez el mayor desafío gubernamental en este cuatrienio será el de aumentar la productividad (de 0,65% a 1,2%) para que el país pueda crecer a tasas por encima del 4,5% a partir del 2022, lo que permitirá continuar la lucha para reducir la pobreza y la desigualdad. 

En el texto aprobado por el Legislativo se conservan los beneficios económicos y sociales para la población más vulnerable del país y se mantienen los subsidios de energía para los estratos 1, 2 y 3. Según la directora del Departamento Nacional de Planeación, Gloria Alonso, las políticas y programas sobre los cuales reposa el PND están pensados a largo plazo y no a cuatro años, razón por la cual están alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) -iniciativa impulsada por Naciones Unidas-, “para asegurar un futuro mejor a los colombianos”. 

La funcionaria destacó, por ejemplo, las inversiones que se tienen proyectadas para las regiones, cuyo monto asciende a $851,9 billones, más del 77% del valor total del Plan. Y es que el Gobierno está convencido de que lo aprobado por el Congreso de la República ayudará no solo a encausar a Colombia por el camino del crecimiento, sino también a conectarla con la denominada cuarta revolución industrial.

Las metas sociales

Para garantizar equidad, el Gobierno destinará importantes recursos dirigidos al fortalecimiento de la educación, el emprendimiento y la construcción y recuperación de vías para mejorar la conectividad.

Al defender el Plan Nacional de Desarrollo, el mandatario colombiano dejó claro que sus bases fueron construidas con una amplia participación ciudadana y destacó el aporte del Legislativo para cumplir con su objetivo principal: cerrar brechas sociales y llegar a los territorios olvidados del país.

“Celebro que hayamos tenido unas largas jornadas con el Congreso, donde todos los partidos aportaron a la discusión con propuestas, con ideas, con críticas, con observaciones, y así se fue labrando lo que es un gran símbolo del país, un Plan que es el de toda Colombia”, afirmó el Jefe de Estado en Florencia, Caquetá. De la propuesta inicial fueron eliminados algunos artículos que tenían que ver con reformas a las penSe conservan los beneficios económicos y sociales para la población más vulnerable del país y se mantienen los subsidios de energía para los estratos 1, 2 y 3. siones y se incluyó un parágrafo que condiciona al Gobierno a respetar los acuerdos logrados con los indígenas en abril pasado.

Se conservan los beneficios económicos y sociales para la población más vulnerable del país y se mantienen los subsidios de energía para los estratos 1, 2 y 3.

Duque se mantuvo en que la meta principal es enfrentar “con toda determinación la pobreza y la desigualdad”. Para lograrlo, el Estado dirigirá los esfuerzos a la creación de 1,6 millones de empleos y a la reducción de la tasa de desocupación de 12,8% a 7,9%. También a que el número de niños que se beneficiarán del Programa de Alimentación Escolar (PAE) pase de 5,3 millones a 7 millones entre 2018 y 2022. Simultáneamente, se duplicarán los estudiantes en jornada única en colegios oficiales al pasar de 900 mil a 1,8 millones. Así mismo se multiplicará por cuatro veces el Programa Jóvenes en Acción llegando a 500 mil cupos. Se espera, además, construir más de un millón de viviendas con programas de subsidio, como una manera de ayudar el cierre de brechas sociales en el país.

Pacto por el emprendimiento

La gran apuesta será dinamizar los sectores de Economía Naranja.

Uno de los tres ejes estructurales del ‘Pacto por Colombia, Pacto por la Equidad’, es el emprendimiento. Por eso la gran apuesta será dinamizar los sectores de economía naranja para alcanzar un crecimiento real que permita pasar de 2,9% a 5,1% en cuatro años, duplicar la inversión pública y privada en ciencia y tecnología para llegar a 1,5% del Producto Interno Bruto (PIB) y conectar al 70% de los hogares a internet. 

En el sector del agro, el Gobierno Nacional le apunta a prestar asistencia técnica a 550.000 productores y a 300.000 con agricultura por contrato para rescatar el campo. “Quiero que todos los colombianos vean en este PND ese pacto que queremos, donde no hay criterios ideológicos, sino que todos nos pongamos en la tarea de construir un país de oportunidades, para que crezca más, genere empleo y permita a las regiones soñar con un mejor futuro”, sostuvo Duque. 

El ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, envió por su parte un mensaje de optimismo, al afirmar que con la aprobación de las facultades extraordinarias para que el Presidente pueda llevar a cabo una reforma en la administración pública, se ratifica el compromiso del Gobierno Nacional con el manejo austero de las finanzas públicas, además de permitirle al Estado ser mucho más eficiente.

Se proyectan construir más de un millón de viviendas con programas de subsidio.

Más plata para las regiones

Tal como lo manifestó la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, durante el trámite del Plan Nacional de Desarrollo, se puso en primer orden a las regiones, que pedían darle agilidad a los proyectos viales para mejorar la conectividad y aumentar la competitividad. Alcaldes y gobernadores reclamaban además soluciones al problema de cultivos ilícitos, fomento al emprendimiento en sus territorios y mayor inversión en las zonas que por décadas fueron afectadas por el conflicto armado interno, tras la firma del acuerdo de paz. Es así como se dispuso el aumento de los recursos para las inversiones en los municipios durante el próximo cuatrienio, lo que garantiza $851,9 billones para los entes territoriales, es decir el 77,7% del valor total del PND, que asciende a $1.096 billones. “Este es un Gobierno serio que quiere cumplir, que se encontró un presupuesto desfinanciado y que quiere sacar a la gente de la pobreza”, dijo la funcionaria, quien lideró la defensa del Plan Nacional de Desarrollo en el Congreso, junto al ministro de Hacienda y la directora de Planeación, Gloria Alonso.

Se proyectan construir más de un millón de viviendas con programas de subsidio.

Artículos polémicos

La directora de Planeación, Gloria Alonso, el presidente del Senado, Ernesto Macías y la segunda vicepresidente del Senado, Angélica Lozano, durante la aprobación del PND en el Congreso.

Fueron varios los artículos del Plan Nacional de Desarrollo que generaron polémica, como el aumento de aranceles a las importaciones de textiles y confecciones. Según el presidente de la Asociación Nacional de Industriales (ANDI), Bruce Mac Master, la medida llevará a un incremento de precios a los consumidores y servirá de estímulo importante al contrabando. Otro de los temas controversiales fue el plan de salvavidas para Electricaribe, que consiste en que los estratos 4, 5 y 6 paguen $4 más por kilovatio de energía, una medida que, según lo planteado, permitirá financiar su funcionamiento. Aunque congresistas de la Costa Atlántica consideran que la región se verá beneficiada con lo aprobado porque se mejorará la prestación del servicio, parlamentarios de la oposición creen que los grandes afectados serán los colombianos, quienes terminarán pagando por los daños que ocasionó el operador de la empresa. 

El texto, que fue avalado por la Cámara de Representantes y acogido en el Senado en medio del reclamo de las fuerzas independientes y de la oposición, que argumentaron falta de discusión y lo cuestionaron por presuntos vicios de forma y de fondo, también incluyó la reducción del 19% al 5% del IVA a los combustibles. Los recursos para la paz también estuvieron en el centro del debate en el Congreso. Aunque se incluyeron $37,1 billones, que serán focalizados a obras y programas vinculados con la construcción y consolidación de la paz, senadores que defienden los acuerdos alcanzados con las FARC, los consideran insuficientes para llevar a buen puerto la fase del posconflicto.

“Todos los partidos aportaron a la discusión con propuestas, con ideas, con críticas, con observaciones, y así se fue labrando lo que es un gran símbolo del país, un Plan que es el de toda Colombia”: Duque

Comparte este contenido en tus redes sociales