MIRA ratifica su compromiso con las mujeres y dice sí a su dignidad pensional

Columnistas Estado Gobierno Opinión

Gloria Stella Díaz O.

Senadora, Partido MIRA


Desde el Partido Político MIRA, ahora en el Congreso de la República, continuaremos dándoles garantías a las mujeres de Colombia. Esta vez acompañaremos diciendo sí al proyecto de ley que reduce las semanas de cotización para que puedan alcanzar su pensión.

Para mí y la bancada del Partido MIRA, reducir las semanas que se requieren para lograr la pensión por parte de las mujeres, al pasar de 1.300 a 1.150 semanas cotizadas, es una acción contundente en el objetivo de reducir la brecha de desigualdad no solo de la mujer sino de millones de  familias que dependen de su fuerza laboral.

De aprobarse esta ley, el panorama sería muy alentador si comparamos las cifras de hoy; según el DANE, el 14% de las mujeres en el país logra pensionarse. Dándole luz verde a esta importante iniciativa, más de 10 millones de mujeres se verían beneficiadas y a sus 54 años podrían gozar de  su pensión.

Mi lucha por reducir la brecha de desigualdad con la mujer que existe en el país se ratificará en este periodo en el Congreso, pues permitirle 3 años de calidad de vida a la mujer que equivalen a 150 semanas menos de trabajo se convierte en un reconocimiento a su labor en los diferentes ámbitos de la sociedad como lo es el hogar y otros oficios.


Mi lucha por reducir la brecha de desigualdad con la mujer que existe en el país se ratificará en este periodo en el Congreso.


Hoy al Gobierno Nacional le preocupa la financiación de este proyecto y yo le digo, como se lo manifesté públicamente en la plenaria del pasado 20 de marzo, que recursos sí hay y para ello debe reforzar las medidas para evitar la evasión de impuestos, especialmente los de renta, complementarios e IVA, que estarían alcanzando los 30 billones de pesos anuales y que, de igual forma, recupere los cerca de 50 billones de pesos que se pierden cada año en todo el país por los casos de corrupción.

Insisto, en otras palabras, que el Gobierno Nacional sí tiene con qué respaldar iniciativas tan poderosas como estas.

No obstante, quiero abrir el debate ya que este no es el único problema que debe atenderse, pues, por ejemplo, continúan los bajos salarios o salarios no equiparables con los de los hombres, el trabajo doméstico no remunerado y las extensas jornadas laborales, que incluyen el cuidado de niños, niñas y adultos mayores, para lo cual no deben escatimarse esfuerzos.

 

Comparte este contenido en tus redes sociales