NI UNA VIDA MÁS POR UN CELULAR

Por, Antonio Restrepo

Antonio Restrepo

El más reciente informe por parte de la Policía Nacional sobre hurto en Colombia, muestra una radiografía críticade las ciudades más afectadas por el robo de celulares en Colombia. Tan solo en Bogotá, Medellín y Cali, han sido hurtados 16.406 equipos, de los 45.903 de todo el país. Acaso, ¿ha sido un fracaso la estrategia IMEI o código pregrabado que identifica el celular de forma exclusiva a nivel mundial y así mismo lo bloquea en cualquier parte para evitar los robos? La propuesta del Gobierno Colombiano con la estrategia del IMEI o código pregrabado ya ha sido cuestionada por ser poco eficiente al ser evidente que los criminales encontraron un modo de saltársela, falsificando el IMEI o vendiendo los celulares por partes como ya ha sido reportado por diferentes medios de comunicación gracias a las cámaras de seguridad que muestran cómo la problemática aumenta sin freno alguno, como es el caso de Bogotá con 10.340 casos, es decir, 2.117 más que el año pasado; Cali 4.181, con 1.269 más que en el 2016 y en Medellín 4.797, con 949 más que el año 2016. De nada sirvieron las campañas de la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC), de Asomóvil y de Mintics para generar cultura en los usuarios para registrar sus teléfonos viejos y nuevos, aquí me pregunto, ¿de qué sirve una ciudadanía juiciosa y responsable con el registro de sus equipos si no existe una justicia que deje un precedente sobre estos hechos?, es por esto que se hace necesario la efectividad de la justicia donde los jueces no dejen libres a estos delincuentes por falta de pruebas.

Es inadmisible que hoy en día un joven muera por el robo de un celular, por esto, hago un llamado al Gobierno Nacional para que de una mirada a su alrededor. No es un secreto para nadie, que las principales “ollas” del mercado negro de elementos robados se encuentran en los centros de las principales ciudades del país. Entonces ¿por qué las autoridades no ponen en marcha sus estrategias de búsqueda y desmantelamiento de redes delincuenciales en estos lugares?. Al parecer las autoridades se hacen los ciegos ante lo evidente y la ciudadanía calla sin denunciar formalmente por la poca credibilidad en las instituciones. Una vez más, ratifico mi propuesta sobre la necesidad más grande del país: Una Reforma a la Justicia con el desarrollo de estrategias que se vean reflejadas en la percepción de seguridad de los Colombianos. Recordemos que, si queremos llegar a una paz plena, la justicia y la equidad son primordiales para eliminar problemas sociales, en especial la desocupación en los jóvenes de escasos recursos, la inexistencia de castigos para los menores de edad y la calidad de la educación en colegios y universidades.

Que sea esta pues, la oportunidad de castigar los delitos menores como el hurto, para no llegar a la pérdida de más vidas por el robo de un celular y dejemos el deshonroso primer lugar como el país latinoamericano en cual se roban más celulares. Desde mi rol como representante a la Cámara, invito a mis colegas Congresistas, al Gobierno, a la Fiscalía General de la Nación y a la Policía Nacional a que seamos responsables en la lucha contra el hurto y creemos una política de seguridad ciudadana que garantice la tranquilidad de los ciudadanos y que no se se pierda NI UNA VIDA MÁS POR UN CELULAR

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password