Actualidad Andina Gestión

“Nuestra apuesta es hacer minería bien hecha”

En cercanías al páramo de Santurbán, en el departamento de Santander, se encuentra ubicado el municipio de California, un lugar que cuenta con una larga tradición minera y que busca destacarse en esta actividad sin dejar de lado la parte ambiental que tanta sensibilidad genera entre los colombianos.

Entre imponentes montañas, la comunidad del municipio de California ha realizado desde hace 460 años actividades de minería al encontrarse cerca de uno de los yacimientos más grandes de oro que existen en Colombia: la hermosa provincia de Soto Norte en Santander. Sin embargo, las preocupaciones sobre el medio ambiente han llevado a que se limite la extracción del metal precioso para preservar el páramo de Santurbán, protegido por la Constitución.

La minería, más que un trabajo, es una tradición familiar y un estilo de vida de los habitantes del municipio. Es por ello, que, su alcalde Hugo Lizcano considera necesario que se reconozcan las necesidades socioeconómicas de la región y su estatus legal, sin desconocer, desde luego, el cuidado que se le debe dar al ecosistema local. Para lograrlo, ha puesto en marcha un Plan de Desarrollo, que ya se ha ejecutado en un 60%, el cual tiene como objetivo convertir a California en un municipio minero-ambiental. La idea es que también sea productivo en otros renglones de la economía, como la agricultura y el turismo, todo esto con el apoyo de la industria minera.

“Queremos dejarle a California una minería para nuestros mineros tradicionales que durante su vida han tenido problemas para legalizarse. Y gracias a estas alianzas con las empresas mineras se ha llegado a un logro: concertar que ellos puedan seguir trabajando de una manera legal”, afirma el mandatario.

Con el propósito de que el municipio camine hacia el desarrollo económico y social, el alcalde ha venido trabajando de la mano con empresas privadas para concertar un tipo de minería que “vaya encajada con el medio ambiente”, de modo que los mineros no solo piensen en extraer el oro, sino que cumplan con los trámites legales establecidos y ayuden a la conservación de los recursos naturales, sin frenar las posibilidades de progreso para la región. El mandatario reconoce que las empresas mineras los han respaldado mucho “en el tema de infraestructura, de vocación, de medioambiente y de apoyo a los grupos vulnerables, como el adulto mayor”.

Para la conservación del medio ambiente se han impulsado jornadas de recuperación de la quebrada La Baja, así como planes de reforestación y de compra de predios con el fin de preservar el entorno natural. “Esa es la apuesta que tenemos nosotros de cómo hacer minería bien hecha que vaya ligada con el medio ambiente”, añade Lizcano. Ese es uno de los legados que quiere dejar el alcalde, sumado a la educación, pues “un pueblo más formado puede apoyar, dar más conocimiento a las tareas en el municipio”.

La minería a gran escalale traerá sin duda grandes beneficios no solo a California, sino a la mayoría de poblados que se encuentran en el área de influencia del proyecto de Soto Norte. Por este motivo, los alcaldes de los seis municipios que conforman la provincia, entre ellos Chartas, Vetas, Suratá, Tona y Matanza, se han unido para formar un frente fuerte compaginado. “Nosotros, desde el 2016, quisimos fortalecer mucho la asociación de municipios de la provincia de Soto Norte, la cual ha permitido que siempre, en todos los escenarios departamentales y nacionales, mostremos que somos un solo bloque, porque esto es de territorio. Esto ha ayudado a que seamos escuchados”, señala.

El alcalde de California le pide al presidente Iván Duque que ponga un poco los ojos en Santander, más exactamente, en Soto Norte, y en la delimitación del páramo  para que sea posible generar desarrollo económico con proyectos mineros amigables con el medio ambiente y sostenibles en el tiempo. “Que revise ese tema porque debido a eso tenemos tasa de desempleo y no tenemos gran flujo de ingresos en el municipio para desarrollar varias temáticas que queremos hacer. Que a paso agigantado agilicemos esa nueva delimitación del páramo que es la que nos tiene en incertidumbre”, enfatiza. Lizcano espera que con este nuevo Gobierno se pueda trabajar en dos temas de la pequeña, mediana, y gran minería, pues esto “trae mucha perspectiva, muchas regalías que ayudaría a un municipio tan pequeño como California a desarrollarse”.

Más que un trabajo, la minería es un estilo de vida de los habitantes de California.
Se busca que el nuevo Gobierno trabaje en pro de la minería y el desarrollo del municipio.
Comparte este contenido en tus redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •