Nuevo round para definir términos del “Brexit”

Actualidad Economía Internacionales

Hoy el Brexit, la salida de Gran Bretaña del Reino Unido, se enfrentó a una nueva votación. Tras una serie de conversaciones llevadas a cabo por la Primera Ministra, Theresa May, con un equipo de representantes de  la Unión Europea, este martes la mandataria inglesa presentó el llamado “Plan B”.

Este nuevo plan contempla la solución inglesa de solicitar a la UE la revisión de una posible reinstauración de la frontera entre Inglaterra e Irlanda, punto neurálgico de las negociaciones que ambos bloques buscan evitar a toda costa, dado que el Gobierno Irlandés se niega a aceptar una frontera física que divida la isla.

Desde que Theresa May asumió el cargo como Primera Ministra luego de que David Cameron renunciara al cargo el mismo día que el “Exit” (salida) le ganara al “Remain” (quedarse) el 26 de junio de 2016, uno de sus principales objetivos habidos en su agenda programática ha sido el de lograr el mejor acuerdo posible para Gran Bretaña.

No obstante, para May no ha sido fácil sortear el acuerdo. Primero que todo porque ella sigue intentando por todos los medios posibles lograr un acuerdo favorable, aun cuando al interior del Parlamento Británico apenas si ha logrado sobrevivir dos votaciones de no confianza, la última de ellas superada por un margen de votación muy bajo (325 a 306 votos), hace dos semanas.

Las opciones para una salida negociada se cierran y los escenarios que quedan sobre la mesa mientras la Cámara discute el plan de May son poco prometedores y van desde una salida no negociada, hasta un segundo referendo. Sea cual sea la decisión que se tome, desde ya se escuchan voces solicitando la extensión del plazo dado por la UE.

Las posibilidades de una salida negociada a favor del Reino Unido cada vez se ve más lejana a medida de que se acerca el 29 de marzo, fecha límite que tiene el grupo de países del norte para divorciarse definitivamente de la Unión Europea.


Así van las votaciones a las 7 enmiendas

La enmienda del Lider Laborista Jeremmy Corbyn, que buscaba retirar toda posibilidad a un Brexit sin acuerdo y renegociar para que Reino Unido haga parte de de la Unión Aduanera con Bruselas ha sido rechazada con 327 votos en contra y 296 a favor.

La enmienda presentada por el Partido Nacional Escocés que pide una prórroga para la salida de la UE, así como el reconocimiento de las votaciones en contra de salirse de la Unión por parte de la mayoría de escoceses, fue rechazada de manera rotunda con una votación de 39 votos a favor y 327 en contra.

La enmienda del Ex Fiscal General Dominic Griever busca darle control total sobre el Brexit al parlamento y es quizás una de las más importantes dado que permite que cualquier iniciativa respaldada por 300 votos en la Cámara fuera inmediatamente aprobada. Esta fue rechazada por 301 votos a favor y 321 en contra.

La enmienda presentada por la Laborista Yvette Cooper propone extender la fecha límite del 29 de marzo por 9 meses, obliga a una salida negociada y solo podría ejecutarse en caso que Theresa May no logre un acuerdo antes de finalizar Febrero. La enmienda ha sido rechazada por 298 votos a favor y 321 en contra.

La quinta enmienda votada el día de hoy es de la Laborista Rachel Reeves, Al igual que la cuarta enmienda busca una prorroga de la fecha limite dada por la UE. Enmienda rechazada con 290 votos a favor y 322 en contra.

La sexta enmienda es de la diputada conservadora Caroline Spelman y el laborista Jack Dromey y busca rechazar cualquier salida sin acuerdo de la UE. Es la primera que se aprueba hasta el momento con 318 votos a favor y 310 en contra, sin embargo esta no es legalmente vinculante.

La última enmienda y la que tiene el apoyo de Theresa May es impulsada por Graham Brady y pretende eliminar cualquier posibilidad de un Backstop, la solución para evitar un muro que divida la isla. Busca crear soluciones alternativas. Esta ha sido aprobada con 317 votos a favor y 301 en contra.

Tras conocerse las decisiones del Parlamento Inglés y el pronunciamiento de Theresa May en el que asegura que buscara un acuerdo con cambios vinculantes, la respuesta del presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk no se ha hecho esperar, “el acuerdo de retirada no esta abierto a renegociación”.

Comparte este contenido en tus redes sociales