Olaya Herrera, un territorio sin barreras

Actualidad Andina Gestión Pacífico

Para Elsa Janeth Mosquera, el dedicar gran parte de su gestión a fortalecer los programas sociales del municipio de Olaya Herrera ha rendido sus frutos. Gobernar y hacer política siendo mujer no ha sido tarea fácil, pero sus esfuerzos por impulsar los proyectos que le significarán bienestar a la población les han entregado a los habitantes un territorio amigable, con amplio potencial y calidad de vida.

Proveniente del corregimiento de Bocas de Satinga, Elsa Janeth Mosquera se convirtió en la segunda mujer en ocupar la alcaldía del municipio de Olaya Herrera gracias al gran respaldo popular del cual goza y sus esfuerzos por impulsar a esa región en materia social y económica. “Provengo de una familia de trabajadores y nunca la he tenido fácil, por eso el pueblo se identifica conmigo y espera mucho de mí”, sostiene la mandataria.

Su Plan de Desarrollo es el más ambicioso para un municipio que lo tiene todo y a la vez no tiene nada. Un territorio donde hubo concentración guerrillera durante los años en los que el conflicto armado se vivió con gran intensidad. Es por eso que su labor al frente de la administración, en la que ha logrado consolidar más del 50% de los proyectos prometidos, es loable. Aunque Olaya Herrera no cuenta con los recursos suficientes, producto del olvido estatal al que ha estado sometido por décadas, ha logrado mantenerse con los propios.

La creación de políticas públicas le ha garantizado a Olaya Herrera un progreso social sostenible.
La presencia del Gobierno Nacional en Olaya Herrera ha sido primordial para atender y ejecutar acciones que le den un progreso al municipio en esta etapa de posconflicto.

Cuando empezó como alcaldesa, el municipio tenía más de 170 alertas en materia de regalías. Según la mandataria, durante 2016 las bajaron a 9, y, entre el 2017 y comienzos del 2018, lograron reducirlas a cero, lo que le ha merecido el reconocimiento de Planeación Nacional a su gestión.

En desempeño integral, la región obtuvo el primer lugar en toda la costa del Pacifico. Los recursos de regalías fueron destinados a la ejecución de obras de infraestructura y proyectos sociales, como la casa cultural que se construyó en conjunto con la comunidad las Marías. Por otro lado, la Agencia de Renovación del Territorio (ART) destinó 850 millones de pesos para la apertura de un muelle en el corregimiento de Calabazal, proyecto que se espera finalice al concluir este trimestre.

Consolidar el Plan de desarrollo municipal, según la alcaldesa, ha contribuido al cierre de brechas socioeconómicas, a la mejora de la sostenibilidad ambiental y a la transformación social y cultural de la comunidad, pues ha facilitado el acceso a los trámites y otros procesos administrativos, que buscan generar espacios de participación y diálogo para los olayenses, “creando una sinergia y confianza entre ciudadano y entidad”, explica.

 

Aunque los indicadores son un fiel reflejo de los avances que ha tenido Olaya Herrera en educación, según la alcaldesa, aún falta por garantizarle a los estudiantes una mejor infraestructura para que las aulas de clases estén en óptimas condiciones. Sin embargo, para la funcionaria local estas debilidades se han ido superando poco a poco y las transformaciones se han visto progresivamente. “Lo que nosotros hemos tratado es de priorizar una inversión que nos permita llegar a las diferentes zonas del territorio”, agrega.

Aunque lleva una labor destacable, Janett Mosquera es consciente de que el territorio requiere de una atención específica en la que se priorice la ejecución de políticas públicas incluyentes, sostenibles y seguras, que extraigan lo mejor de su potencial endógeno y así seguirle “apuntado a mejorar la calidad de vida de la gente”.

En la administración municipal, se aprobaron 13.700 millones de pesos para proyectos de interconexión en más de 50 corregimientos, que se beneficiarán con la entrega de computadores con servicio de internet. Esta obra hace parte también del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), lo que muestra la articulación entre las políticas, planes, programas y proyectos para la consolidación y reconstrucción territorial que busca contribuir al desarrollo económico, social y político de las zonas más apartadas de Colombia.

Por otro lado, la Dirección General Marítima (DIMAR) le hizo entrega a la alcaldesa de los planos del levantamiento batimétrico que realizó el Centro de Investigaciones Oceanográficas e Hidrográficas (CIOH) del Pacífico, en el sector del río Sanquianga. Esta contribución, según la funcionaria, es una información considerada de mucha utilidad para el progreso de este municipio y su población, si se tiene en cuenta que será la base para la gestión de recursos en obras, como la construcción de un muelle en la localidad, y un aeródromo para mejorar el acceso a la región.

 

Temas como la primera infancia y la educación hacen parte del Plan de Desarrollo de esta administración, en cabeza de Elsa Janeth Mosquera.
Para la alcaldesa, la prioridad ha estado encaminada al acompañamiento constante a las madres cabeza de hogar, en las comunidades más afectadas por el conflicto.

La alcaldesa destaca que se aprobaron recursos por 17 mil millones de pesos para la construcción del aeropuerto en el Pacífico nariñense. Considera que se trata de un importante proyecto, donde más de seis administraciones habían trabajado para convertirlo en una realidad. Aunque la obra, que cuenta con el respaldo de la Aeronáutica civil, estuvo suspendida por la falta de un convenio entre la entidad y el municipio, siguió su curso y se espera que al finalizar este año se logre terminar.

“Este proyecto ha sido el más emblemático del gobierno departamental”, resalta la mandataria local, sin embargo, considera urgente la intervención del Gobierno Nacional para reestructurar las vías en Olaya Herrera. La malla vial ha estado deteriorada hace décadas a causa de los enfrentamientos entre grupos al margen de la ley, lo que dificulta el tránsito de los habitantes hacia las zonas aledañas, incluso, hacia otras ciudades del interior del país.

Mosquera afirma que la única manera de acceder a la región es la marítima. “Nos toca movernos en un barco que demora 16 horas, se corre el riesgo de que los atraquen, tiran a los pasajeros al agua por causa de los llamados piratas marinos, dejándolos a la merced. El medio de transporte no es seguro”, sostiene la funcionaria.

Al igual que la comunidad, Elsa Mosquera ha sido una gran defensora de las políticas de paz, pues reconoce el impacto negativo que a nivel social y económico ha tenido el conflicto armado en la región, con un alto costo en vidas para sus coterráneos. Sin embargo, el camino no ha sido fácil, pues la alcaldesa insiste en que hay muchos sectores que no respetan lo acordado entre el Gobierno y las FARC en 2016.

También, alerta sobre la presencia de un gran número de disidentes, quienes entran constantemente en combates con miembros del ELN por el control del territorio. Algo que sin duda deja un camino de incertidumbre dentro de los habitantes de Olaya Herrera, pues, según Mosquera, el municipio es muy grande y distante y además las unidades de policía y de infantería operan por separado y están muy apartadas, por lo que “la seguridad no es oportuna”, expresa la mandataria.

Otro gran problema tiene que ver con la falta de garantías a las comunidades en el tema de la sustitución de cultivos. La falta de seguridad y estabilidad económica han estancado el progreso de aquellos que ven en esta actividad su único sustento. Aunque los proyectos están, falta por ejecutar la gran mayoría de ellos.

Elsa Janeth Mosquera, en compañía de los campesinos que hacen parte del programa de sustitución voluntaria de cultivos ilícitos, en Olaya Herrera.
La alcaldesa Elsa Janeth Mosquera, junto al videpresidente Óscar Naranjo, en su encuentro con la comunidad de Olaya Herrera.

Estar con y para la población fue la promesa de campaña de Elsa Janett Mosquera, una líder política que lleva en su acervo el honor de haber dirigido con ímpetu y pujanza un territorio clave para la paz en Colombia. Para la alcaldesa, la mujer desempeña un papel muy importante en la sociedad, gracias a su ímpetu, responsabilidad y madurez. Por ello, considera que es necesario generar el “cambio”, del cual su municipio ya está siendo parte.

Con solo dos años de administración, Janett Mosquera se enorgullece de entregar un balance ejemplar en el cumplimiento de su Plan de Desarrollo para recuperar el progreso de Olaya Herrera. Por eso, el más reciente informe del Departamento Nacional de Planeación catalogó al municipio como una de las mejores administraciones a nivel departamental.

Comparte este contenido en tus redes sociales