Presidente, haga historia con políticas de protección animal

Columnistas Opinión

Por: Ángela Sánchez Leal

Representante a la Cámara por Bogotá del partido Cambio Radical

Cada vez es mayor el número de familias colombianas que cuentan con uno o varios animales de compañía. Según cifras de la firma Kantar Worldpanel, en el país cuatro de cada 10 familias tienen una mascota, lo que significa que alrededor de 3´500.000 hogares colombianos ya albergan a una de ellas en sus casas.

Y es que los derechos de los animales han cobrado una mayor relevancia en los últimos años, cambiando la mentalidad que tiene la sociedad hacia estos seres vivos, reflejado en el rechazo generalizado a las corridas de toros, la prohibición de los carros de tracción animal y la enorme sensibilidad que despierta en las personas los casos de maltrato a los animales que a diario se ven en las noticias.

De igual manera, la normatividad no se ha quedado atrás. La ley 1774 de 2016 que castiga con cárcel la agresión a los animales, es un fiel reflejo del avance del país en este sentido, que ha motivado a ciudades como Bogotá a la creación del primer Instituto de Protección y Bienestar Animal de Latinoamérica, y en Medellín, el Centro de Bienestar Animal la Perla.

A pesar de la evidente importancia de este tema, al leer las 945 páginas de las bases del Plan Nacional de Desarrollo radicadas por el Gobierno de (Iván) Duque a finales del mes de noviembre 2018, las propuestas de protección y bienestar de los animales son muy flojas, por no decir casi nulas.

Llama la atención que durante la campaña, el presidente se comprometió con siete propuestas para hacer un país amigable con el reino animal, entre las que se encuentran las siguientes: creación del Instituto Nacional de Protección y Bienestar Animal, defensa de los animales, formulación de la política pública nacional de protección y bienestar Animal, fortalecimiento legislativo contra el maltrato animal, facilitar el trámite de denuncias de maltrato animal, ampliación de la cobertura del SOAT para accidentes que involucren animales, y educación para su protección.

Al leer las 945 páginas de las bases del Plan Nacional de Desarrollo radicadas por el Gobierno de (Iván) Duque, las propuestas de protección y bienestar de los animales son muy flojas, por no decir casi nulas.

De igual manera, la normatividad no se ha quedado atrás. La ley 1774 de 2016 que castiga con cárcel la agresión a los animales, es un fiel reflejo del avance del país en este sentido, que ha motivado a ciudades como Bogotá a la creación del primer Instituto de Protección y Bienestar Animal de Latinoamérica, y en Medellín, el Centro de Bienestar Animal la Perla.

A pesar de la evidente importancia de este tema, al leer las 945 páginas de las bases del Plan Nacional de Desarrollo radicadas por el Gobierno de (Iván) Duque a finales del mes de noviembre 2018, las propuestas de protección y bienestar de los animales son muy flojas, por no decir casi nulas.

Llama la atención que durante la campaña, el presidente se comprometió con siete propuestas para hacer un país amigable con el reino animal, entre las que se encuentran las siguientes: creación del Instituto Nacional de Protección y Bienestar Animal, defensa de los animales, formulación de la política pública nacional de protección y bienestar Animal, fortalecimiento legislativo contra el maltrato animal, facilitar el trámite de denuncias de maltrato animal, ampliación de la cobertura del SOAT para accidentes que involucren animales, y educación para su protección.

Por tal razón, me reuní el 30 de enero con la directora del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Gloria Amparo Alonso, para manifestarle mis preocupaciones frente a este tema y solicitar que las propuestas de campaña hechas por el entonces candidato fueran incluidas en el articulado que se radicó el pasado 6 de febrero en el Congreso de la República. Como resultado de este encuentro, el 5 de febrero sale un comunicado de MinAmbiente en el que evidentemente se da respuesta a mi petición y se incluye en el Plan Nacional de Desarrollo la “formulación de la Política Nacional de Protección y Bienestar de Animales Domésticos y Silvestres”.

Pero aún falta. El presidente Iván Duque no incluyó cinco propuestas para hacer un “País amigable con los animales” que a continuación enumero:

-Creación del Instituto Nacional de Protección y Bienestar Animal

-Más policías y fiscales en Defensa de los animales

-Fortalecimiento legislativo contra el maltrato animal

-Facilitar el trámite de denuncias de maltrato animal

-Ampliación de la cobertura del SOAT para accidentes que involucren animales.

Pero no se trata solo de denunciar o hacer propuestas. Se trata de actuar y los resultados fueron evidentes al ver incluidos a los animales en las bases del PND 2019. Sin embargo, observando la ausencia de las cinco propuestas, continuaré haciendo seguimiento, ya que mi compromiso es trabajar con los animales, así como volver realidad el Instituto Nacional de Protección y Bienestar Animal. Finalmente hago un llamado de atención al presidente para que cumpla sus promesas, quien aún puede hacer historia, enmendar su error, y permitir que los animales de Colombia realmente sean protegidos y cuidados.

Comparte este contenido en tus redes sociales
  • 16
  •  
  •  
  •