Organizaciones Solidarias: un instrumento para la paz


Actualidad Economía Gobierno Paz Posconflicto

“La Unidad Administrativa Especial de Organizaciones Solidarias es la entidad del Estado encargada de crear y fortalecer las organizaciones del sector solidario. Desde su labor, adelanta estrategias que han permitido aportarle al desarrollo sostenible, con impacto directo sobre las cooperativas, los fondos de empleados, las asociaciones mutuales, los grupos de voluntariado, las asociaciones campesinas y la comunidad en general”.

Con la implementación de planes y proyectos la Entidad estimula las diferentes formas asociativas entre pequeños y medianos productores, basadas en la solidaridad y la cooperación, lo que promueve la equidad de género, la autonomía económica y la capacidad organizativa, además de fortalecer sus capacidades técnicas, operativas y administrativas, con lo que se beneficia el acceso de las comunidades organizadas a bienes y servicios y a la comercialización de sus productos.

Gracias a los procesos de promoción, fomento, fortalecimiento, formación y capacitación, la Unidad Administrativa ha logrado impactar en los 32 departamentos del país, beneficiando a más 39 mil familias con la creación y fortalecimiento de 4.197 organizaciones solidarias.

Desde 2015, Organizaciones Solidarias ha beneficiado a más de 5 mil hogares en condición de víctimas, con la creación de las empresas asociativas solidarias. Esto, afirma González, “resulta determinante para dotar a las víctimas de elementos y capacidades que les permitan potencializar los componentes de restitución de tierras e indemnización económica”.

Según la entidad, mediante la implementación de proyectos productivos sostenibles, se dará la formalización empresarial y la generación de ingresos a estas personas.

Mediante la creación del Plan Nacional de Fomento a la Economía Solidaria y Cooperativa Rural (PANFLES), se buscan estimular las diferentes formas asociativas de trabajo entre pequeños y medianos productores, basadas en la solidaridad y la cooperación. Hasta el día de hoy se ha  promovido la autonomía económica, con el fin de fortalecer la capacidad de los fabricantes a la hora de acceder y comercializar bienes y servicios.

Este plan quedó establecido como uno de los compromisos del Gobierno en el Acuerdo de Paz. En éste se da gran valor al modelo de economía solidaria para reactivar el campo y brindar oportunidades de acceso a ingresos de la población más afectada por la guerra. El diseño de este documento fue liderado por la entidad y en 2017 se comenzó a implementar en 4 municipios (Montelíbano, San Antero, San Bernardo del Viento (Córdoba) y San Alberto (Cesar), en donde se crearon 11 organizaciones y se fortalecieron 47, con una inversión, en 2017 de 2.286 millones de pesos. Para 2018 se están invirtiendo 1.015 millones.

En el marco de la implementación del Acuerdo de Paz, firmado entre el Gobierno Nacional y las FARC, se estableció la formalización jurídica de una organización de economía solidaria denominada Economías Sociales del Común (ECOMUN). La Unidad Administrativa Especial de Organizaciones Solidarias presentó la oferta institucional para aportar a la reincorporación a la vida civil de los miembros de las FARC-EP, oferta que incluye impartir el Curso Básico de Economía Solidaria, asesorar en la constitución de organizaciones de economía solidaria y brindar la asistencia técnica y acompañamiento para su funcionamiento, en el nivel central y en los Espacios Territoriales de Reincorporación y Capacitación.

Comparte este contenido en tus redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •