Pacto social por el desarrollo, Caquetá somos todos
Amazonía Elecciones Personajes

Pacto social por el desarrollo, Caquetá somos todos

Pacto social por el desarrollo, Caquetá somos todos

Arnulfo Gasca Trujillo, candidato a la Gobernación de Caquetá, oriundo de Puerto Milán es un empresario orgullosamente campesino. Su experiencia de más de 15 años como líder comunitario y su alto sentido de responsabilidad lo posicionan como la mejor opción para el departamento. “Quiero ser Gobernador del Caquetá porque mi pueblo espera de mí un gobernante honrado. Me gusta trabajar por las cosas en las que creo y, sin duda, Caquetá es en lo que más creo. Sueño y quiero un departamento con educación y oportunidades.” Ha trabajado la tierra con sus propias manos durante más de 40 años y gracias a eso creó una empresa ganadera próspera que ha sido la fuente de sus ingresos. Estudió hasta cuarto semestre de Administración de Empresas, pero no pudo terminar porque su padre fue asesinado por la guerrilla y tuvo que trabajar para mantener a su familia. En ese proceso aprendió con la experiencia, la administración de sus recursos, a tomar buenas decisiones y a mantener grandes amigos.

¿Qué lo motivó a emprender su carrera hacia la Gobernación de Caquetá?

Sueño y quiero un departamento con educación y oportunidades para todos, en donde el buen estado de las vías sea eje fundamental, promoviendo el turismo y a mi querido sector agropecuario para lograr un avance económico. Teniendo como base a la gente, mi candidatura está enfocada en la ciudadanía, a quienes invito para que me conozcan, me acompañen y juntos construyamos este proyecto y sueño de departamento, haciendo posible un Pacto Social por el Desarrollo del Caquetá.

¿En qué consiste el Pacto Social por el Desarrollo del Caquetá, “Caquetá Somos Todos”?

Cuando decimos “Caquetá Somos Todos” estamos recordando que este joven departamento ha recibido a muchas personas de todas las regiones colombianas. Por eso esta propuesta parte de esa realidad cultural: incluyente, participativa y sobre todo patriota que pretende aumentar el amor por el Caquetá y elevar el nivel de autoestima colectiva y reforzar el sentido de pertenencia. Así fue que, para poder plantear el programa de gobierno “Pacto Social por el Desarrollo del Caquetá” hace más de un año empecé un proceso de diálogo directo con las comunidades urbanas y rurales de los 16 municipios para obtener una retroalimentación en espacios abiertos. 

-Contratación del PAE directamente con
instituciones educativas y/o Juntas de Acción Comunal.
-Asignación de planta de docentes y contratistas según las necesidades de cada institución educativa.
-Articulación entre las entidades territoriales para cualificar alumnos de los 15 municipios no certificados e impulsar un programa
de preparación para las Pruebas Saber.

-Modernización tecnológica de aulas y
laboratorios.
-Fortalecer los semilleros de investigación, a través de la cofinanciación de proyectos vía Colciencias.
-Articular las TIC´S en los modelos educativos del Caquetá.

-Apoyo a programas sociales de los movimientos religiosos del Caquetá.
-Crear la Oficina de la Familia como pilares de una sociedad prospera.
-Crear la Subsecretaria del Campesino.
-Implementar la política pública y el plan
de acción de la población LGBTI.
-Articulación interinstitucional con los
entes territoriales para la atención, prevención, protección y garantía de derechos de las
personas con OSIGD y sectores sociales LGBTI.
-Apoyar la continuidad del proceso de paz.
-Respaldar la reinserción a la vida lícita de quienes se acogieron al proceso de paz.
-Apoyar la conformación de zonas de reserva campesina.

-Sistemas fotovoltaicos, eólica y peltón en zonas no interconectadas.
-Vivienda de interés social en los municipios, para los cascos urbanos y zonas rurales.
-Complejos deportivos incluyendo pistas de patinaje.
-Parques biosaludables en cascos urbanos y centros poblados.
-Gasificación para el Caquetá.

-Proteger los recursos hídricos y cuencas abastecedoras de acueductos.
-Frenar la deforestación e incentivar la regeneración natural.
-Control de la minería ilegal.
-Apoyar los proyectos urbanísticos que integren energías limpias y diseños ecológicos.
-Apoyar con incentivos los proyectos de ecoturismo, agroturismo y turismo de la paz.
-Oposición al fracking, a la minería, a las hidroeléctricas, a la explotación de petróleo en
ecosistemas estratégicos y a la fumigación con glifosato en el Caquetá.

Comparte este contenido en tus redes sociales