“También podemos hacer política bien hecha”

Betty Zorro
Actualidad Bogotá D.C. Cámara de Representantes Gestión Gobierno Personajes Política

La representante del departamento de Cundinamarca, Betty Zorro, llega de nuevo al Congreso de la República para continuar impulsando temas que para la parlamentaria son indispensables, como la protección de los derechos de la mujer, la familia y el medio ambiente. Con una trayectoria política de 25 años, repite curul para seguir empoderando al género femenino, de cara a los retos que impone el mercado laboral y la toma de decisiones para la construcción de un país con desarrollo y equidad social.

La representante durante el 1er Encuentro Regional de Liderazgo en la escuela de Policía del Sumapaz.

Desde hace más de dos décadas, Betty Zorro ha venido trabajando en el sector público para cumplir uno de sus grandes sueños: ver un país transformado, en donde primen los intereses de la ciudadanía sobre los particulares. Gracias a su esfuerzo y dedicación, retorna nuevamente a la Cámara de Representantes por Cundinamarca con la satisfacción de haber logrado triplicar la votación obtenida hace cuatro años y el enorme deseo de continuar poniendo su granito de arena para el desarrollo de su departamento.

“Yo soy una mujer que no aparece cada cuatro años, sino que está constantemente trabajando en las actividades necesarias para ayudar a la comunidad. Con las votaciones que alcanzamos quisimos demostrar que las mujeres también podemos hacer la tarea política bien hecha”, afirma la legisladora, quien se ha caracterizado por su liderazgo dentro de cada una de las tareas que ha desarrollado desde que era muy joven para servir a la comunidad.
Tomar la determinación de hacer política no fue fácil. Como ella misma reconoce, este es un medio difícil y machista, donde en muchas ocasiones las mujeres pasan a un segundo plano a la hora de asumir decisiones. “Cuando llegué al Concejo municipal de Soacha, en las 19 curules que había, yo era la única mujer, nada sencillo en una sociedad que aún conserva esas costumbres retrogradas, pero que hace 25 años era mucho más”, recuerda la parlamentaria. Pese a ello, Zorro se ha mantenido firme en su propósito de demostrar que el género femenino tiene mucho que aportar por su disposición, disciplina y compromiso en todo lo que emprende.
En el parque principal de Soacha, apoyando campañas en protección de mujeres, niños, jóvenes y adultos mayores.

Su gestión en el último periodo legislativo estuvo centrada en defender los recursos que le corresponden a su territorio. Fue así como la representante acompañó la Comisión de Asuntos Económicos, desde donde consiguió apartar fondos para la recuperación de la deteriorada Laguna de Fúquene en Cundinamarca, una reliquia de la región, así como garantizar el dinero para desarrollar la segunda y tercera fase del Transmilenio de Soacha e impulsar un proyecto de 11.600 millones de pesos para saneamiento básico en su municipio; todo esto, gracias a un ejercicio realizado junto al gobierno departamental.

“De igual forma en esta comisión, se determinó que 1,5 billones de pesos irían para la rehabilitación y creación de vías terciarias, porque en el país tenemos dificultades en este aspecto”, destaca Zorro. Con esos recursos, se espera promover un proyecto en el cual podrán participar abiertamente varios municipios del departamento, a través de un concurso para establecer el destino de cada inversión.

Como representante de la población femenina, la legisladora también hizo un trabajo concienzudo en temas que buscan la defensa de los derechos de las mujeres. “Lo primero que hay que valorar allí es que un gran porcentaje de las congresistas, que hoy hacen presencia en el parlamento, nos dimos a la tarea de fortalecer la Comisión de Equidad de Género, que hoy es accidental, pero que se debe proyectar para convertirla en una legal”, agrega.

Esta tarea arrojó muy buenos frutos, como la consecución del programa Más Mujeres, Más democracia, ejecutado por el Gobierno Nacional. Así mismo, se consiguió la creación de la dirección de la mujer rural en el Ministerio de Agricultura y el acompañamiento de las víctimas del conflicto en los acuerdos de paz que se firmaron con las FARC en 2016, en La Habana y Bogotá. “A través de este trabajo, hicimos también un seguimiento muy importante a las distintas leyes que allí se aprobaron en todo lo que tiene que ver con feminicidios, el ataque con ácido y la Ley de Natalia Ponce de León”, resalta la parlamentaria, quien también se ha desempeñado como rectora de un colegio en el municipio de Soacha.

Para Zorro, una mujer que también se desempeña en los roles de madre y esposa, el tema de la familia es un asunto de prioridad. Su sensibilidad social le ha generado una preocupación constante por la juventud y la perdida de los valores y principios. “Estamos en una sociedad bastante difícil, es un tema que me angustia y por eso considero que la mujer puede hacer mucho”, afirma la representante.

Es por esto que la columna vertebral de su proyecto político para los próximos cuatro años está fundamentada en la recuperación del núcleo de la sociedad: la familia. Para ello, Betty Zorro propone una modificación a la Ley 715, en la cual se incluya un capítulo que aborde el tema de la enseñanza familiar. “Hoy tenemos que responsabilizar a los papás de sus hijos. Necesitamos fortalecer esta legislación para que el sistema permita a las instituciones que los padres asuman con responsabilidad el tema de la formación de los jóvenes”, advierte.

De manera paralela, la legisladora se propone impulsar desde el Congreso la unificación de las normas del código de la mujer, las cuales se encuentran actualmente dispersas. “Hoy tenemos más de 23 leyes en distintas áreas. Se habla de maltrato, violencia, de empoderamiento, emprendimiento; por eso quiero plantear un código único”, subraya la parlamentaria.

Zorro entiende la importancia de su rol y se esfuerza por demostrar que el trabajo duro sí da frutos. Por eso, llega de nuevo al Congreso para apoyar la creación del Ministerio de la Familia, contribuir al desarrollo personal y económico de las mujeres vulnerables y recuperar para su género el terreno que ha perdido en el parlamento. “En esta nueva legislatura, las mujeres perdimos espacios y eso me preocupa”, puntualiza.

Comparte este contenido en tus redes sociales