PROCURADURÍA INHABILITA A EXGOBERNADORA DEL QUINDÍO POR 12 AÑOS

El ente de control encontró irregularidades en la contratación por parte de la exgobernadora

La Procuraduría General de la Nación sancionó con destitución e inhabilidad por 12 años a la exgobernadora del Quindío, Sandra Paola Hurtado, por irregularidades en contratación con las Empresas Públicas del departamento y la Promotora de Vivienda del Quindío (Proviquindío), informó este viernes la entidad.

La exfuncionaria transgredió el principio de transparencia y el deber de selección objetiva de la contratación estatal, al suscribir convenios interadministrativos con EPQ y Proviquindío, sin tener en cuenta que estas entidades no tenían la capacidad para ejecutar los objetos contractuales, según la investigación.

El órgano de control también destituyó e inhabilitó por 10 años a los exgobernadores encargados, Jhon James Fernández López y Julio Ernesto Ospina Gómez, dentro del mismo caso.

La Procuraduría estableció que los investigados utilizaron “la excepción para la contratación directa, sin que existiera la causa legal para no adelantar el proceso, y no permitieron la participación de personas naturales o jurídicas que estaban en la capacidad de ejecutar las obras que se contrataron a través de los convenios para la reposición de alcantarillados, construcción de plantas de tratamiento de aguas residuales y mejoramiento de vivienda, entre otros”.

El Ministerio Público calificó la falta de los exgobernadores Sandra Paola Hurtado, Jhon James Fernández López y Julio Ernesto Ospina Gómez, como gravísima.

En este proceso, el órgano de control también sancionó al exgerente de EPQ (antes ESQUIN S.A. E.S.P), Heidelman Grajales Puentes, y al exgerente de Provinquindío, Jhonny Alberto Rodríguez Jaramillo, con suspensión en el ejercicio de su cargo de seis y tres meses respectivamente”, precisó el informe.

En el caso de los exgerentes, la Procuraduría reprochó la violación del principio de responsabilidad de la contratación estatal, al celebrar los convenios “cuando las empresas que dirigían, para la época de los hechos, no tenían la capacidad para ejecutar los objetos contractuales”.

Esta decisión de primera instancia fue apelada por los disciplinados.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password