Riosucio, dos siglos de magia, cultura y tradición

Riosucio
El alcalde de Riosucio (Caldas), Bernardo Arley Hernández, dio en su discurso, el pasado 7 de agosto de 2018, conmemorando el “Camino al Bicentenario”, un llamado a la unidad

El 7 de agosto, Riosucio se llena de alegría y regocijo por conmemorar dos hechos que marcaron la historia. Mientras sonaba el último cañonazo que le dio vida a la República, en la patria chica se culminaba el traslado de dos pueblos: La Montaña, de indígenas y San Sebastián de Quiebralomo, de blancos y negros, que por medio de la firma de un convenio se unieron para fundar uno solo. Esta coincidencia histórica llena de orgullo a los riosuceños por ser el primer municipio republicano al nacer el mismo día que la República de Colombia. Es por ello que el himno del municipio en las líneas de su coro dice: “Riosucio floreció al amanecer de la libertad de un gran país”.

La fusión de estas tres etnias (indígena, blanca y negra), dio como resultado lo que hoy son los riosuceños, gente emprendedora, con sentido de pertenencia que quiere sus raíces y respeta sus antepasados. “La cultura mueve las fibras de este pueblo que ve nacer artistas permanentemente, poetas, escritores, pintores, artesanos, bailarines, músicos, la cultura corre por las venas de su gente”, asegura el alcalde del municipio, Bernardo Arley Hernández Ayala. Prueba de ello son las ochenta fiestas tradicionales que se celebran por todo el territorio siendo el Carnaval de Riosucio la máxima representación cultural, llena de literatura, música y color, por lo que ha sido reconocido como patrimonio oral e inmaterial de la nación por la Unesco. Cada una de las fiestas tradicionales está enmarcada dentro de sus usos y costumbres y ha logrado conservar el legado indígena propio de estas tierras, sumado al aporte europeo de la colonia y el africano de los esclavos traídos a trabajar en las minas de oro de Gavia. “Este mestizaje ha convertido a Riosucio en la cuna cultural del Departamento de Caldas y nos ha dado reconocimiento a nivel nacional”, añade.

La consigna en Riosucio es “El Bicentenario Somos Todos” y “la invitación es a fundirse en un gran abrazo de hermandad y fraternidad, que lleve a superar las adversidades, mirar el futuro con optimismo, preparándose para enfrentar los retos de la modernidad sin perder la esencia (…)”. Será, según el mandatario, una fecha inolvidable donde el orgullo de ser riosuceño llene los corazones y abra las mentes para repensarse como pueblo, fortaleciendo la capacidad instalada para garantizar el relevo generacional, brindando oportunidades dentro del territorio evitando la fuga de talentos en busca de mejores oportunidades.

Cultura ancestral, eje de Riosucio

Las políticas públicas han sido prioridad de la administración municipal, son el eje fundamental del Plan de Desarrollo “Riosucio, Cultura que da Vida” y con ellas se garantiza la atención a la población más vulnerable donde el enfoque diferencial es la principal riqueza, convirtiéndolo en un municipio de carácter especial a nivel mundial. Riosucio cuenta con cuatro resguardos indígenas: Nuestra Señora Candelaria de la Montaña, Escopetera Pirza, San Lorenzo y Cañamomo Lomaprieta, reconocidos legalmente por el Gobierno Nacional, que conforman el 100% del área rural y parte del casco urbano. 

“Aproximadamente el 70% de la población se autoreconoce como tal y se encuentra registrada en los listados censales de las organizaciones indígenas”, destaca el alcalde. Uno de los logros más significativos en esta gran conmemoración ha sido la reivindicación de los derechos colectivos de los pueblos indígenas de Riosucio, gracias a las sentencias de la Corte Constitucional T-530 del 2016 y N°025 de 19 de diciembre de 2018. 

Construcción de placa huella en el Resguardo Indígena Cañamomo Lomaprieta de Riosucio (Caldas).

Adicional, las políticas públicas que se entregan como legado en el marco del Bicentenario son sobre Seguridad y Convivencia, Juventud, Equidad de Género, Movilidad, Tercera Edad y Envejecimiento, Familia, Discapacidad, Primera Infancia, Educación, Salud Mental, Habitantes de Calle, Deportes, Producción Agropecuaria, Medio Ambiente, Derecho Sexual y Reproductivo, Actualización del Plan Territorial de Salud y una gran apuesta con la Escuela Municipal de Ciudadanía para erradicar la ignorancia y el analfabetismo político, la apatía a participar de los procesos comunitarios y barriales, promover la ciudadanía temprana y, lo principal, la adopción de las políticas públicas.

Crecimiento educativo

La educación como garante del relevo generacional en el municipio ha sido un factor de suma importancia para la Alcaldía. Por ello, la política pública educativa garantizará el acceso de toda la población escolar y la formación de profesionales. Anualmente se realiza la Feria de Universidades, donde se expone la oferta en esa materia convirtiendo a “Riosucio en un polo de desarrollo académico en el occidente caldense con presencia de siete universidades y del SENA (Servicio Nacional de Aprendizaje) con programas donde convergen estudiantes de once municipios vecinos. Igualmente se cursa una maestría en educación que posiciona aún más al municipio dentro de los estándares de alta calidad del país”, resalta Hernández Ayala.

El alcalde Arley Hernández recibe reconocimiento por su significativa gestión integral municipal. Congreso Nacional de Municipios, Cartagena de Indias, abril de 2018.
El alcalde Arley Hernández recibe reconocimiento por su significativa gestión integral municipal. Congreso Nacional de Municipios, Cartagena de Indias, abril de 2018.
Bernardo Arley Hernández Ayala en compañía del grupo de danzas folclóricas del Resguardo Indígena Escopetera Pirza.
La intervención de Gonzalo Jiménez de Quesada adoptado por la Universidad del Rosario en 2017 ha generado beneficios directos en el espacio público: la plazoleta es ahora disfrutada de forma más segura por la ciudadanía.

Obras que edifican el nuevo Riosucio

Como municipio de sexta categoría, Riosucio tiene muchas necesidades, las cuales se han venido superando paulatinamente gracias a la gestión adelantada por el alcalde Bernardo Hernández. “Haciendo un esfuerzo fiscal y con un gran equipo de trabajo, se logra hacer una inversión histórica en obras de impacto social que hacen parte del Plan Bicentenario, iniciativa que ha sido direccionada por la Mesa Bicentenario, creada por Acuerdo Municipal”, explica. 

Con el apoyo y direccionamiento de este ente se entregarán obras al servicio de la comunidad como la construcción de las sedes principales de las instituciones educativas, Escuela Normal Superior con ocho mil millones de pesos de inversión y María Fabiola Largo por 1.100 millones de pesos. También se concretó la construcción de la planta de potabilización del acueducto Tumbabarreto, Sipirra Miraflores, la Unión para 1.517 familias por un costo total de 1.965 millones de pesos, por lo que el mandatario destaca que “con disciplina y compromiso de todo el equipo de trabajo, Riosucio ha logrado ocupar, por dos años consecutivo, el tercer lugar en el Ranking de Eficiencia Fiscal y Administrativa a nivel departamental, lo que lo ha hecho merecedor de un premio por dos mil millones de pesos en los dos años”, recursos que se han invertido en estas obras.

Para el alcalde la obra que marcará un hito en la conmemoración del Bicentenario del municipio es la Escuela de Música, proyecto tipo de Planeación Nacional que se construye con recursos del Sistema General de Regalías (SGR). Será la cuarta en su género en el país con una inversión que supera los 3.250 millones de pesos. 

“La escuela, es un proyecto que busca fortalecer la cultura musical y la identidad de los riosuceños. Es cimiento de una sociedad más culta y pacífica, dando por sentado que un niño que toque un instrumento, jamás empuñará un arma”, señala la máxima autoridad local. 

El legado musical dejado por los ancestros será cultivado en la escuela de música con ritmos propios que hacen parte de la riqueza multiétnica y pluricultural del territorio. Para esto, se cuenta con el apoyo de la Universidad de Caldas que será la encargada de asegurar la pervivencia en el tiempo de este proceso educativo. Asimismo, su propósito es garantizar monitores para los diferentes programas musicales y la apertura de la carrera de Maestro en Música que permitirá la profesionalización de los artistas del municipio y sus alrededores. “De igual manera continuamos trabajando en la búsqueda de apoyo internacional”, puntualiza el mandatario. 

Los sábados, el despacho del alcalde Hernández abre sus puertas a las comunidades rurales.
Los sábados, el despacho del alcalde Hernández abre sus puertas a las comunidades rurales.
Comparte este contenido en tus redes sociales