Sabaneta, territorio que encanta, progresa y educa

Se conoce como ‘El vallecito de encanto’ y es el municipio más pequeño de Colombia. Sin embargo, esto no limita a su Administración para que, en los últimos tres años, sus acciones de gobierno hayan impulsado importantísimos logros –varios del nivel nacional- en educación, en ampliación con calidad del espacio público y obras de desarrollo, en deportes y equidad para sus grupos poblacionales. Además, tiene casi listo su nuevo PBOT que le dará orden, equilibrio y futuro a su territorio. El líder de estos grandes avances y conquistas es el alcalde Iván Alonso Montoya Urrego.

Programa de Financiación de la Educación Superior, “Todos a la U.”

“Con el PBOT buscamos equilibrio entre los privados y lo público. Debemos ser coherentes. Todos tenemos que ganar hoy. Revisamos qué estuvo bien y qué no en planeaciones anteriores para responderle a la comunidad con calidad de vida”.

Es un educador por convicción y por acción, y por ello, cada una de sus actos de gobierno están cruzados por la educación. “Mi propósito es que todos los sabaneteños, sin importar su edad, estudien”, dice constantemente.

Se trata de Iván Alonso Montoya Urrego, un profesor que hace años empezó a soñar con una Sabaneta (Antioquia) educada, pues es desde la educación que se avanza hacia la paz, la convivencia, el entendimiento, el desarrollo.

De allí que hoy Sabaneta esté entre los mejores del país en múltiples categorías y aspectos de la educación, resultados lógicos gracias a la decisión del alcalde Montoya. Ahora, los éxitos obtenidos en educación no son los únicos que se han alcanzado en este gobierno de prosperidad.

Dentro de su Plan de Desarrollo, el mandatario se había comprometido para el cuatrienio, en gestionar 60.000 millones de pesos y en solo el 75% del periodo, la meta ya se ha superado, obteniendo 65.850 millones, lo que representa una superación del 10%.

Un encanto que progresa

Sabaneta pasó en la última década de 50 mil a más de 100.000 habitantes, crecimiento demográfico que generó un desarrollo, un ‘boom’ inmobiliario sin equilibrio, lo que estaba amenazando la calidad de vida de sus pobladores debido a la pérdida de control sobre la construcción.

Así las cosas, desde el 2017 el mandatario y su equipo de Gobierno empezaron a aplicar rigurosamente las normas urbanísticas y emprendieron el proceso clave de este mandato: la revisión del Plan Básico de Ordenamiento Territorial (PBOT) actual y a partir de allí, construir uno nuevo que permita garantizar el equilibrio social, económico y ambiental al territorio de cara al futuro.

Parque de Color ‘Encuéntrate’ Rojo.
Comparte este contenido en tus redes sociales