Seguimos comprometidos con el campo

Columnistas Opinión

Pablo Catatumbo Torres Victoria
Senador, Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común  

El escenario en el que hoy transita nuestra patria, luego de la firma del Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto, abre la posibilidad de escribir un nuevo capítulo en la historia nacional. En este contexto, nuestra participación política como partido, busca representar el sentir y las necesidades de millones de compatriotas históricamente excluidos. Nuestro trabajo buscará incansablemente cerrar las brechas de desigualdad en el país.

En el horizonte político de nuestro partido siempre ha estado el anhelo de mejorar las condiciones de vida de hombres y mujeres rurales. En esa dirección, en el desarrollo de los diálogos en La Habana presentamos 100 propuestas en las que se expuso nuestra visión programática acerca de las transformaciones necesarias para el campo colombiano.

Los lineamientos que guiaron estas propuestas fueron: la realización de una reforma rural y agraria integral; la erradicación del hambre y la pobreza; el reconocimiento y garantías del trabajo de la mujer rural; ordenamiento social y ambiental participativo; el reconocimiento de los derechos del campesinado; garantía de acceso real y efectivo a los bienes comunes; el reconocimiento de los territorios colectivos y las territorialidades de los pueblos indígenas, de las comunidades afrodescendientes, raizales y palenques; la dignificación del trabajo en el campo y la construcción de nuevas relaciones entre el campo y la ciudad.

Nuestro compromiso con el mundo rural colombiano sigue intacto. Actualmente, en la Comisión Quinta de Senado, de la que hago parte, se encuentra en trámite el Proyecto de Ley “Por medio del cual se otorgan beneficios a los pescadores artesanales, comerciales de pequeña escala y subsistencia”, que se suponía ser producto de una construcción colectiva en La Mesa Nacional de Pescadores Artesanales.

A grandes rasgos valoramos positivamente la iniciativa. En el entendido, que proponía direccionar esfuerzos para crear una especie de subsidios en las temporadas de veda en las que los pescadores no tienen ingresos. Además, en el articulado del proyecto de ley se propone la realización de un Censo Nacional Pesquero, con el objetivo de conocer las bases diagnosticas de los pescadores para poderlos atender.

Ahora bien, nos llamó la atención que el Proyecto de Ley pretende crear espacios intersectoriales para la toma de decisiones y propone la participación de pescadores en el Consejo Técnico Asesor de La Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca -AUNAP-. Si bien, la participación de los pescadores es importante en los espacios del direccionamiento de las acciones de la autoridad pesquera, su representación la definiría el gobierno de turno, debido a que sus representantes se elegirán de una terna que proponga La AUNAP.

En el desarrollo del trámite legislativo nos preguntamos: ¿Qué garantías tendrán los pequeños pescadores de lograr una representación real y efectiva en el comité Técnico Asesore de la AUNAP? ¿Qué piensan los pequeños pescadores respecto al Proyecto de Ley?

Con la intención de superar estas incógnitas y, con ello, garantizar la participación de las organizaciones de pescadores en el trámite legislativo, radicamos la propuesta de una Audiencia Pública para que las organizaciones de pequeños pescadores lleven su voz al recinto del Congreso de la República. En el desarrollo de esta iniciativa hemos logrado establecer un diálogo permanente con las organizaciones de pescadores del Caribe colombiano agrupadas en la Confedereación de Pescadores Artesanales del Caribe colombiano -COFEPESCAR-  y para preconocer el sin número de adversidades por las que pasan medio millar de compatriotas que viven de esta actividad.

“Radicamos la propuesta de una Audiencia Pública para que las organizaciones de pequeños pescadores lleven su voz al recinto del Congreso de la República”.

Esperamos que de este ejercicio de diálogo surja una iniciativa de Proyecto de Ley, que permita a las organizaciones de pescadores revivir sus aspiraciones que naufragaron en la década de los noventa con el archivo de la “Ley Marco de Pescadores” y, de esta manera, colectivamente, Planes de Ordenamiento Pesqueros, como iniciativas regionales en armonía y de conformidad con lo pactado en la Reforma Rural Integral del Acuerdo de Paz.

Nuestro compromiso consiste en trabajar de la mano con las organizaciones de pescadores en Colombia y extender el diálogo al Pacífico colombiano, a la Colombia profunda. Haremos de nuestra curul un espacio para que los “de a pie” tengan un diálogo directo con quienes deciden sobre su futuro. El ejercicio político no debe ser un privilegio, debe extenderse a la Colombia periférica, a esa que no ha tenido voz por siglos.

Comparte este contenido en tus redes sociales