Soacha, ciudad de las oportunidades, clama por equidad


Actualidad Andina Gestión

Eleázar González, el alcalde de Soacha, tiene claro que él y el presidente Iván Duque deben ofrecer soluciones oportunas y duraderas a los habitantes del municipio para mejorar la vida de las personas que viven en esa zona, pero trabajan en la capital del país. Por ello, le pide mayor atención a los problemas de movilidad, seguridad, salud y educación que aquejan a ese municipio, ubicado en las goteras de la ciudad de Bogotá.

Las dificultades por las que atraviesan los soachunos no dan espera en su solución, pues problemáticas como la inseguridad, la poca cobertura en salud y educación, así como el caos en movilidad, tienen en crisis a un municipio que se desarrolla y crece pegado a Bogotá, pero que es independiente para lo demás. Es por eso, que, la llegada de un nuevo presidente trae esperanzas a los mandatarios locales, entre ellos, al alcalde de Soacha, Eleázar González, quien espera que el Gobierno Nacional preste atención a lo que están viviendo los habitantes de su localidad y comience a dar respuestas.

“Vemos con mucha esperanza la posición de Duque frente a Soacha. Receptividad, compromiso y puesta en común en su gabinete de la importancia estratégica del municipio”, señala “El Profe”, como es conocido el alcalde de una de las zonas más pobladas de Colombia (con alrededor de un millón de residentes). Para el mandatario hay cuatro puntos fundamentales sobre los cuales el nuevo Gobierno debe dirigir su mirada: la movilidad -el gran dolor de cabeza de la comunidad-, la seguridad, la equidad y la salud.

El alcalde considera que “se necesita con carácter urgente la construcción de la Avenida Longitudinal de Occidente (ALO), que es la que realmente desembotella al municipio en los sentidos sur-norte y norte- sur. Y no solo el municipio, a toda la región sur de Colombia”, agrega. Pero, para descongestionar la entrada a Soacha y posterior salida, se requiere de otras alternativas. Es por ello, que, propone que, adicional a la apertura de esta vía, con la que se ha trabajado en conjunto con la administración distrital de Bogotá, se acuda también a la Vía Perimetral de Oriente y un intercambiador a la altura de la Terminal del Sur.

“Esa es una realidad que se necesita a gritos, porque el trancón no es de Soacha, el trancón es de Bogotá. Ahí en la Terminal del Sur necesitamos un intercambiador que de vía a cinco rutas diferentes, porque allí hay cinco cruces que son los que están haciendo de la movilidad de este sector un caos absoluto”, expresa.

La seguridad es un punto álgido tanto para las administraciones de Bogotá como para la de Soacha, pues cada día aumentan los casos de robos y la percepción de inseguridad en ambos lugares. Para el alcalde es urgente que el Ministerio de Defensa ayude a que se cumpla, al menos en un 80 por ciento, la proporción de policías (300) por cada (100 mil) habitantes, en razón a que Soacha está diseñada en 100 cuadrantes y apenas tiene 46.

Sin embargo, el problema no es solo ese, sino que “al policía soachuno no se le paga prima de orden público a sabiendas de que le toca duro, a sabiendas de que son menos”, mientras que a los efectivos que prestan el servicio en Bosa y Ciudad Bolívar, localidades bogotanas vecinas del municipio, sí se les otorga ese beneficio, señala el mandatario. Insiste en que mientras que Bosa tiene 100 cuadrantes, Soacha solamente ha logrado 46. “Estoy seguro, que tenemos más población que Bosa”, añade “El Profe”, para resaltar las inequidades que existen frente al tema de seguridad en relación con Bogotá.

El mandatario soachuno pide un aumento de pie de fuerza para la seguridad del municipio.
Transmilenio debe ampliarse para no concentrar los pasajeros en un solo punto del municipio.

La educación y la salud son otros dos problemas de urgente solución en Soacha, según el alcalde, quien considera que al igual que con el asunto de la seguridad, es importante equilibrar la balanza con respecto a Bogotá en esos dos temas, pues a pesar de que el municipio y la capital están separados por tan solo “una calle”, las diferencias que existen son inmensas.

Por ejemplo, en Bogotá se pagan 40 pesos per cápita por salud pública diariamente, mientras que los soachunos reciben apenas ocho pesos per cápita, una diferencia de casi el 80 por ciento. La desigualdad también se percibe en el sector educativo, ya que mientras un niño del municipio representa 1’300.000 pesos en el presupuesto, para Bogotá la educación de un menor le equivale alrededor de 2’000.000 de pesos. Esa situación “ha hecho que el empobrecimiento de la enseñanza sea bastante notorio”, según el mandatario.

con los cuadrantes saludables, se ofrece atención primaria en salud.
Niños de la primera infancia, en jardines infantiles de Soacha.

¿Qué se le pide al presidente Duque?

El Presidente Iván Duque y el alcalde de Soacha Eleázar González.

Para ayudar a solucionar estas problemáticas, el alcalde Eleázar González considera que el presidente Duque debe nombrar un Consejero Presidencial para el municipio. Sugiere, además, la creación de un Conpes para localidad y que, en el nuevo Plan Nacional de Desarrollo, el cual tendrá como pilares la legalidad, el emprendimiento y la equidad, “haya un capítulo especial para Soacha, en aras de buscar equilibrio social para el municipio”.

El funcionario piensa que es muy importante “generar, fortalecer y despertar la confianza de la comunidad. Aquí los ciudadanos pueden en estos momentos estar tranquilos de que hay un Gobierno que no se va a robar un peso de la ciudad. Hay un docente decente con los recursos de los soachunos”, agrega, tras insistir en que debe preservarse un manejo transparente para alcanzar los objetivos trazados en los ámbitos económico y social.

González tiene la certeza de que esa confianza se puede conseguir con una buena gestión que deje el camino pavimentado para el progreso y el avance del municipio. Es por ello, que, ha trabajado en esa dirección con logros importantes como el cierre financiero para las fases 2 y 3 de Transmilenio en Soacha, con el propósito de que no se concentren 120 mil pasajeros en la estación de San Mateo y mejore la cobertura y calidad en el servicio en la zona sur.

La ampliación del alcance del servicio de Transmilenio no solo beneficiará a los habitantes de Soacha, sino también a los pobladores de Sibaté, Granada, Fusagasugá y Silvania, entre otros, que también usan el sistema de transporte desde este lugar. Pero en su intención de lograr un desarrollo integral para el municipio, el alcalde le apunta a una solución a corto plazo a los problemas que lo aquejan en salud y educación.

En cuanto a la enseñanza y formación, “El Profe” está convencido de que son el principal motor para el progreso de la sociedad. Es por ello, que, en enero del próximo año se iniciará la construcción de dos colegios nuevos, “Torrentes” y “Villanueva”, que serán acompañados con la ampliación de la planta física de las instituciones “León XII” y “Julio César Turbay Ayala”.

“Eso hace que la educación a partir de 2019 tenga la opción de mejoramiento de la cobertura, que es lo que tanto anhelan los municipios”. En relación con la jornada única, el alcalde no duda en calificarlo como una utopía, porque se necesitan 41 megacolegios nuevos en la ciudad”, afirma.  Sin embargo, considera que se está avanzando de manera positiva. “Estoy absolutamente seguro de que el Gobierno Nacional tiene dentro de su agenda esa situación de la educación”, enfatiza.

En lo que lleva de administración, el funcionario ha conseguido que los ciudadanos contribuyan a la ciudad y paguen los impuestos que les corresponden, lo que ha incrementado los recursos propios. “El año pasado aumentaron, por ejemplo, en más de 38 mil millones de pesos con la estrategia de recorrer el municipio, haciendo inventarios, diagnósticos y concientizando y educando a la gente para que se ponga al día en materia tributaria”.

No obstante, estos no son los únicos legados que quiere dejar el alcalde de los soachunos para el futuro. Eleázar González promete que dejará un Plan de Ordenamiento Territorial (POT) acorde a la ciudad, pues esta no puede seguir incrementando la vivienda de interés social y prioritaria, sino que debe pensarse de una manera integral en cuanto productividad, inmueble y servicios. “Cuando hago la referencia a productividad, quiere decir que aquí se decretará mediante el POT las zonas industriales para que nuestros productores estén jurídicamente tranquilos de que su fábrica está respaldada. Esto es una apuesta fundamental para el fortalecimiento de la productividad. Tan así, que previendo la llegada de un Gobierno de economía naranja también decretamos una zona exclusiva para esto en Soacha”.

Comparte este contenido en tus redes sociales
  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  
    5
    Shares