Socha muestra del cambio social

Natalia Rivera es abogada de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia de la ciudad de Tunja y especializada en Derecho Constitucional de la Universidad Nacional de Colombia. En la actualidad se encuentra realizando un postgrado en Derecho Minero-Energético de la Universidad Externado. Su pasión siempre ha sido servir a la comunidad, para lo cual ha trabajado en la atención integral a la infancia, los jóvenes y el adulto mayor.

Hace 200 años, cuando el ejército de hombres al mando de Simón Bolívar recorría las montañas de Boyacá, Socha emergió como el pueblo clave para fortalecer la tropa, con uniformes y alimentos, en su camino hacia el sitio donde se sellaría días más tarde la libertad del país. Hoy, ese municipio, conocido como la Bella Nodriza de la Libertad y que es parte del corazón minero del departamento, busca que se le reconozca como protagonista de la independencia de tres países, así como satisfacer las necesidades de sus habitantes, en una tarea en la que ha sido fundamental la gestora social, Natalia Rivera.

Natalia Rivera conoce de primera mano todas las dificultades por las que puede pasar un municipio como Socha para poder implementar políticas que den respuesta a las necesidades más sentidas de sus habitantes. Por ello, junto a su hermana Laura Juliana Rivera, tomaron la decisión de apoyar a su padre, el alcalde Parmenio Rivera, al recorrer con él la región en pro de un buen manejo de la política social de Socha. Es así como se ha propuesto que los proyectos y metas se materialicen de la mejor forma posible, teniendo como norte el mejoramiento de la calidad de vida de la población tanto urbana como rural. Desde el comienzo tuvo claro que la estrategia se desarrollaría “en pro de los más vulnerables”, incluidos los hogares más alejados, con atención prioritaria, y sobre todo, eficiente. 

Igualmente, la gestora se ha enfocado en conseguir un futuro libre de cualquier tipo violencia contra los niños, jóvenes, mujeres y adultos mayores y en generarles oportunidades a quienes construyen un proyecto de vida en el municipio. 

El bienestar del pueblo

La gestora Rivera tiene claro que debe trabajar por la protección de los más vulnerables: los adultos mayores y los niños.

Sus logros al frente de la gestión social del municipio han sido muchos, entre ellos el fortalecimiento de 15 hogares comunitarios y familiares que han permitido darle atención prioritaria a la primera infancia. También se destaca la implementación del programa “Tu crecer”, que brinda oportunamente asistencia psicológica, social, de salud y nutrición a menores en situación de vulnerabilidad. Como parte de los avances en la protección a la niñez, Natalia celebra que ya cerca de 100 pequeños por debajo de los cinco años esten beneficiados con el programa Familias en Acción. Con relación a la población adulta, casi 500 sochanos de la tercera edad hacen parte de Colombia Mayor, política a través de la cual se garantiza la atención a personas que esten en condición de abandono, pobreza extrema o carecen de una entrada monetaria para su manutención. 

En Socha se busca la equidad para las mujeres

Dentro de sus funciones, la gestora social ha buscado que siempre se garantice el principio de igualdad entre la comunidad del municipio, ya sea desde el hogar, en el acceso a la educación, a las oportunidades laborales o a la participación cívica o política de los habitantes. “La generación de prácticas de equidad laboral en las empresas y comercios del municipio evidencia su alta productividad, pero igualmente se observa como desde los centros educativos son más las mujeres las que finalizan de manera satisfactoria y a tiempo sus estudios”, expresa Natalia. 

Del mismo modo, se han desarrollado procesos de vigilancia que identifiquen las fallas en el trato y la comunicación que puedan generar obstáculos a la hora de garantizar el acceso equitativo a todos los servicios y oportunidades que se presenten. La administración local tiene claro que su deber también es brindar estos espacios, de modo que ha integrado mujeres en todo tipo de cargos, desde servicios técnicos hasta profesionales, pues así se reconocen las características de la población femenina de Socha como ser “líderes fuertes y trabajadoras incansables por el bienestar de nuestras familias y destacadas por ser altamente propositivas”.

Comparte este contenido en tus redes sociales