Subred Centro Oriente responde a las necesidades de los usuarios

La Subred Integrada de Servicios de Salud Centro Oriente E.S.E es una de las entidades más grandes de Bogotá, pues cuenta con cerca de cinco mil colaboradores y beneficia a una población de alrededor de 300 mil usuarios. Por años, ha establecido una estrategia de trabajo que se traduce en una sola frase: “responder a las expectativas de los usuarios con la prestación de una asistencia oportuna y eficiente”. Su gerente Martha Yolanda Ruiz Valdés asegura que la institución ha gestionado los recursos financieros de forma transparente y eficiente en busca del equilibrio y sostenibilidad. Admite que aún queda mucho por trabajar, pero tiene claro que lo que se ha logrado va en cumplimiento de la misión institucional.

Hasta el día de hoy, las cuatro Subredes Integradas de Servicios de Salud que operan en Bogotá están gerenciadas por mujeres. Esta es una prueba fehaciente de que Colombia está dando un paso importante en materia de inclusión y equidad de género. A eso se refiere su gerente Martha Yolanda Ruiz Valdés, quien a lo largo de su labor ha cimentado las bases de una gestión encaminada a la transparencia en el manejo de los recursos y la prestación de un servicio público esencial que les garantice mejor calidad de vida a las personas. “Siempre he considerado los recursos públicos como sagrados, como algo que me encomendaron manejar de manera transparente y honrada y eso ha sido parte del éxito de nuestra administración en donde podemos dar cuenta de que cada peso lo hemos manejado muy bien” asegura. 

Con ese plus a su favor, la Subred ha aumentado la capacidad técnica y se ha involucrado aún más con las necesidades de sus usuarios. “Nos han confiado la salud de los bogotanos, nada menos y nada más que seis localidades del centro oriente de Bogotá, así que hemos hecho absolutamente una labor dedicada y comprometida”.

Ruta de la Salud

Equipo de humanización de la Subred Centro Oriente llevando alegría a los pacientes.

Este programa busca la prestación de un servicio oportuno para la población vulnerable al tiempo que, con su modelo de operación, ayuda a descongestionar los servicios de urgencias con atenciones efectivas y a tiempo. Son más de 14 vehículos dispuestos para llevar a los pacientes a las distintas sedes que tiene la Subred. “No tienen que pagar transporte y las rutas pasan varias veces al día por el mismo sitio.” El resultado salta a la vista: son cerca de 249 mil traslados, 73 mil usuarios beneficiados en los diferentes tipos de trámites, como cumplimiento de citas médicas y terapias, entre otros. De esta manera, La Ruta de la Salud obtuvo un porcentaje de satisfacción de los usuarios del 98%, producto de la gestión basada en el modelo de salud para Bogotá. “Nosotros aquí trabajamos es por el usuario, tratando de mirar cuáles son las estrategias que más le convienen a él para que se sienta bien atendido, satisfecho y sobre todo que solucione sus problemas de salud”, expresa la gerente. 

Los CAPS, mejor atención integral

Laboratorio clínico centralizado de la Subred.

Con los Centros de Atención Prioritaria en Salud (CAPS), la Subred busca extender los horarios de atención, además de asignar consultas con especialistas en pediatría, ginecobstetricia y medicina interna. Otra de las características de este servicio es la entrega de los medicamentos y toma de muestras para los exámenes de laboratorio en el momento en que el médico haya formulado la prescripción médica o el examen respectivo. “La estrategia de los CAPS es una atención integral, que el paciente salga con todo el paquete de servicios que necesita”, expone la directiva. 

La salud en el sector público

En el marco de la salud en Colombia, es importante resaltar el fortalecimiento de la capacidad institucional, así como el desarrollo de las condiciones del recurso humano en este tema. En la Subred Centro Oriente, “lo que se ha venido demostrando es que el sector público puede generar las mismas condiciones y prestaciones de servicio que el sector privado, que ayuden a mejorar la calidad de vida de las personas”, subraya Martha Yolanda, quien ha venido trabajando para cambiarle la cara a la salud pública a través de la reorganización de los servicios, así como el establecimiento de las unidades de cuidado pediátrico, de ginecobstetricia, salud mental y cirugía cardiocerebro vascular, entre otros. 

Más allá de lo técnico, la entidad busca prevalecer la “humanización del servicio” no solo a los usuarios, sino a las personas que trabajan en la institución. “Desde los primeros puntos de encuentro de los usuarios con nuestra administración, somos amables, hemos trabajado mucho en el tema de la humanización, estamos preparándonos para poder ser una entidad acreditada, entendiéndolo como un requisito que busca estándares muy altos y de calidad”, dice. 

Para Martha Yolanda, ya se han comenzado a ver los frutos del trabajo que se ha venido realizando en la entidad, por ejemplo, el laboratorio clínico, el único de la ciudad que tiene un robot automatizado, el cual recibe los tubos de ensayo con las pruebas de sangre y evita los problemas de salud ocupacional. “El mismo los destapa y los pasa a procesar en los diferentes módulos que tienen los distintos reactivos. Está máquina además es amigable con el medio ambiente, estamos ahorrando más de cuatro millones de litros de agua al año con su uso porque utiliza cantidades mínimas de agua y reactivos, lo que hace que los vertimientos de agua al alcantarillado no sean tan contaminados”, concluye.

Comparte este contenido en tus redes sociales