Un concejal que entiende el sentido de servicio público

Un concejal que entiende el sentido de servicio público

Hay muchas acciones por las que el concejal por el Centro Democrático, Diego Fernando Devia, quiere ser recordado por su interés en restaurar el tejido social en las localidades más vulnerables de la capital; su vocación por ayudar a los más necesitados, y su actitud de servidor público más que de político moderno, son las principales razones por las que está dejando huella.

Con la claridad absoluta que su vida ha sido un servicio público que le ha brindado a la comunidad, porque para él “más que una posición es una vocación”, su línea de trabajo y los proyectos que más se ha preocupado por promover y por sacar adelante, son aquellos que benefician a los más necesitados: en otras palabras, iniciativas de trascendencia que buscan generar un impacto positivo
en los ciudadanos, y aún más en aquellos que más padecen necesidad. 

Es por ello, que, tanto la salud como la movilidad, dos de sus mayores preocupaciones, son temas macro que el concejal ha focalizado en localidades como la de Usme en donde se están por materializar dos de sus acciones más importantes y significativas. La primera de ellas es el Hospital, y la segunda, la ampliación de la troncal de Molinos hasta el Portal de Usme, fruto de su trabajo. Adicionalmente, su interés por promover la transparencia de los  servidores públicos y el bienestar de los animales, se convirtieron en puntos que han marcado el ritmo de sus años como integrante de la corporación y que se seguirán consolidando en este último año de gestión.

Ahora, aunque desde hace 20 años Devia lleva liderando procesos comunitarios, culturales y artísticos para la resocialización de jóvenes y adultos, durante su periodo como concejal ha volcado por completo su atención hacia el sur, y el arduo trabajo que hizo alrededor de la materialización del Hospital de Usme es, a la fecha, la estrella de su labor como concejal. “Mi concepción de lo público radica en tratar de hacer lo que la gente necesita. Yo soy su vocero, su representante y así debe ser. En el sur hay muchas necesidades en donde uno ve gente que no tiene agua, que no tiene salud… Servicios básicos que damos por sentado. Esos son los problemas frente a los que nos tenemos que dirigir”, asegura.

     El concejal Diego Devia se ha caracterizado por su cercanía constante con los diferentes grupos sociales de Bogotá.

El acceso a la salud, una prioridad

Tras resaltar que los recursos, el terreno y el avalúo son una realidad, el objetivo que ahora persigue Devia es que durante el primer semestre de este año quede lista la licitación del Hospital de Usme. “Mi equipo y yo trabajamos porque este centro de salud fuera incluido dentro del Plan de Desarrollo de Enrique Peñalosa. Poderlo posicionar en el nivel de relevancia e importancia que tiene para el sur de la ciudad fue un gran logro porque ha sido una promesa incumplida y olvidada por varios alcaldes”, afirma el concejal.

El Hospital de Usme es una obra, que, de acuerdo con Devia, fue lo que más pidió la comunidad mientras hacía campaña. “Este hospital es una deuda que ha tenido la Alcaldía de Bogotá por años. Yo hice mi plan de trabajo político de la mano con la gente y este es una de sus más grandes preocupaciones”, agrega.

Hay otras dos iniciativas impulsadas por la oficina del concejal en materia de salud para la primera infancia. La primera de ellas es un proyecto que aún se está debatiendo y que se enfoca en los niños que tienen una condición de discapacidad cognitiva leve, para que puedan ser incluidos en los colegios distritales y tengan la atención especial que requieren sus necesidades. “Yo he trabajado mucho
la discapacidad y nosotros hemos visto casos en los que los padres interponen una tutela y el centro educativo acepta al menor, pero no le brindan la atención interdisciplinaria que necesita. Esto debe cambiar”, sostiene.

Y el otro proyecto que ya se encuentra constituido como una norma, logró que en Bogotá se prioricen los casos de los niños con cáncer. “La ruta de atención para atender a un pequeño a veces tiene hasta 20 pasos, pero los niños que padecen esta enfermedad (en muchas ocasiones de carácter terminal), deben ser una prioridad”, señala Devia, quien hace referencia al Acuerdo 661 de 2016 de Registro y Seguimiento a los Infantes con Cáncer.

Un servicio público transparente

Entendiendo la importancia de los procesos transparentes en el quehacer político, en el desarrollo del servicio público y en el bienestar democrático, Devia fue quien presentó el proyecto de acuerdo que hace que los cabildantes entreguen un reporte sobre la actividad que ejercen de una manera permanente, enfocada y de cara a la comunidad a la que sirven. “Este Acuerdo Distrital 688/2017 ha hecho que el Concejo rinda cuentas de manera más cercana a la ciudadanía y ahora la gente puede participar de estos mecanismos de transparencia”, añade.

Su fase animalista

Además de liderar la bancada animalista y de oponerse a las corridas de toros, espectáculo que para el concejal no está arraigado a la herencia cultural
de la capital del país, Devia impulsó la creación del Instituto de Protección y Bienestar Animal en el Concejo de Bogotá, entidad que ha promovido acciones como la apertura de parques para perros, el rescate de mascotas en abandono y el establecimiento de un Escuadrón Anticrueldad que atiende denuncias ciudadanas sobre maltrato animal. Luego de reconocer que los tres problemas más apremiantes que recibirá la próxima administración aún sin resolver, son la seguridad, la movilidad y la cultura ciudadana, el concejal espera cumplir con todas las propuestas que ha venido trabajando, para cerrar con completo éxito el periodo que finaliza en diciembre de 2019.

Comparte este contenido en tus redes sociales
  • 13
  •  
  •  
  •  
  •  
    13
    Shares