Un departamento que encontró el norte social

En sus más de tres años en el cargo, la gestora social de Norte de Santander, Cecilia Soler de Villamizar, ha identificado y atendido a tiempo las necesidades y los problemas de su comunidad, promoviendo inclusión social y desarrollando alianzas público privadas que permitieron generar proyectos en beneficio de la gente, especialmente de la niñez y de la juventud del departamento.

Desde el despacho de la gestora social, se han emprendido campañas para mejorar la atención integral de la primera infancia, la niñez y la adolescencia en el acceso a servicios de salud y, por supuesto, se les ha brindado alternativas para el desarrollo de sus capacidades, acompañando el trabajo del gobernador William Villamizar Laguado. La gran apuesta de la administración departamental ha sido la construcción de tejido social, sobre todo en aquellas zonas que por décadas han sido estigmatizas de manera injusta por razones de violencia.

Acceso a servicios de salud

Gracias a su conciencia social, la administración y la primera dama de Norte de Santander lograron que 50 niños accedieran gratuitamente a una intervención quirúrgica mediante las Campañas Departamentales de Cirugías de Corazón, en convenio con la reconocida Fundación Cardioinfantil. “De esta forma, en los últimos tres años, hemos podido valorar a más de 800 menores, logrando que ellos puedan correr, jugar, saltar, bailar y vivir con mayor intensidad su niñez”, destaca Cecilia Soler.

De igual manera, se desarrollaron las Campañas Departamentales de Labio Leporino y Paladar Hendido en conjunto con la Fundación Healing The Children y el Hospital Universitario Erasmo Meoz, en las cuales se han valorado 1.231 pacientes y operado 200 pequeños que, a través de terapias de lenguaje, han recobrado su sonrisa. La recuperación de los jóvenes internos en su ala de pediatría ha dado un cambio significativo con el funcionamiento del Salón Lúdico Multisensorial Pintando Sonrisas, en donde se les brinda apoyo y acompañamiento en su proceso psicomotor y psicosocial, en el que también se vinculan sus familias y cuidadores. De esta iniciativa se han beneficiado 6.566 menores de Norte de Santander, Arauca, el sur de Bolívar y Venezuela.

La construcción de la sociedad empieza por la felicidad de los niños.

“Los jóvenes construyen desde los jóvenes, con los jóvenes y para los jóvenes”

Actividades lúdicas en beneficio de la infancia.

Más de 3.000 adolescentes y jóvenes accedieron a mejores oportunidades de desarrollo personal y profesional, gracias al programa de Hogares Juveniles Campesinos que, en sus 29 sedes, promueven el desarrollo integral de las comunidades rurales e indígenas.

Entre otros temas, se efectuó la tercera jornada de ecografías de última tecnología para la detección temprana y manejo de malformaciones congénitas, en la que 800 mujeres embarazadas, con un período estacional entre 18 y 30 semanas, han accedido sin costo alguno a estos exámenes donde se pudo identificar a tiempo las condiciones de salud de ese nuevo miembro de la familia.

Asimismo, en el marco de la protección de la mujer, desde 2016 la administración departamental decidió hacerle frente al cáncer de seno, logrando que 1.200 personas pertenecientes al régimen subsidiado de salud se realicen exámenes de última generación para detectar a tiempo esta enfermedad e iniciar oportunamente un tratamiento porque prevenir es mejor que curar. “Con el desarrollo de la Campaña Departamental de Reconstrucción de Seno, logramos que 50 mujeres de bajos recursos accedieran a estas operaciones que tienen un alto costo económico y con esto devolverles la autoestima y mejorarles sus relaciones interpersonales”, añade la gestora social.

Población reclusa beneficiada

Una de las acciones con mayor impacto en hombres y mujeres, ha sido el desarrollo de propuestas de emprendimiento sostenible dirigido a los internos del Complejo Penitenciario y Carcelario de Cúcuta. El despacho de la gestora social, con el acompañamiento de otras instituciones, ha organizado brigadas de salud con toma de citologías, mamografías y atención prioritaria a las reclusas. Allí mismo, se han organizado olimpiadas con la entrega de implementos deportivos, dotación educativa, impulso a proyectos productivos, ingreso al Sisbén para atención en salud y la realización del “Reinado Miss Simpatía”, beneficiando a 4.000 personas.

También se ha promovido el registro de 950 bebés menores de un año para que accedan a su derecho a la identidad y, con ello, al sistema de salud y otros trámites del Estado.

Las instituciones educativas del departamento son forjadoras del futuro.

Educación y ocupación del tiempo libre

Cecilia Soler está convencida que la mejor oportunidad que tiene la niñez y la juventud es la de enriquecer su formación. Por eso se emprendió la iniciativa “Todos a Estudiar” que ha beneficiado a 13.683 menores, a quienes se les ha entregado un completo kit escolar compuesto por un morral, cuadernos, lápices, bolígrafos y colores.

La salud, punto a favor de la administración departamental.

Entretanto, en abril de 2017, se inició la estrategia Divernorte “Es Hora de Jugar”, reforzando las relaciones entre padres e hijos por medio de juegos tradicionales como una opción de recreación sana y familiar que prevengan

riesgos de vulneración. “Así conseguimos que en todo Norte de Santander se favorecieran 32.145 menores, quienes llevaron a sus hogares actividades lúdicas para divertirse con sus papás”, expone la primera dama departamental.

Igualmente, desde 2016, la Gobernación de Norte de Santander hizo realidad el sueño de 6.000 niños de entregarles los vestidos para recibir el sacramento de la primera comunión, un acontecimiento de fe, esperanza y alegría.

A través de la Fundación Esperanza de Ser, el despacho de la gestora social ha permitido que 390 niños, niñas y adolescentes, hijos de trabajadores informales de Cúcuta accedan a una atención integral la cual costa de un complemento alimenticio, apoyo en su crecimiento personal y educativo, mediante la asesoría en sus tareas escolares, trabajo espiritual, talleres de padres y actividades extracurriculares que han contribuido en el desarrollo de su proyecto de vida.

Más de 3.000 adolescentes y jóvenes accedieron a mejores oportunidades de desarrollo personal y profesional, gracias al programa de Hogares Juveniles Campesinos que, en sus 29 sedes, promueven el desarrollo integral de las comunidades rurales e indígenas con actividades educativas, científicas, investigativas, ecológicas, productivas y culturales.

MecPaz

El programa de Mujeres Emprendedoras y Constructoras de Paz –MecPaz-, es una estrategia que nace de las diferentes solicitudes y hallazgos que encontraron la Secretaría de la Mujer, la oficina de la gestora social y el Instituto Financiero para el Desarrollo del Norte de Santander (Ifinorte) en cada una de las visitas institucionales y el trabajo con las comunidades.

Durante este proceso se pudieron visibilizar tres aspectos que tenían las mujeres en el departamento de Norte de Santander, que eran:

  1. La falta de oportunidades de capacitación en planes de negocio sostenibles.
  2. Las mínimas oportunidades de ingreso en programas de emprendimiento o capital semilla para fortalecer sus habilidades económicas y productivas.
  3. Potenciar la construcción de paz desde su rol como mamás, mujeres, líderes, entre otros.

A la fecha, se han beneficiado cerca de mil mujeres de 19 municipios, con las cuales se han logrado procesos de asociatividad bastante exitosos, así como la entrega de planes semilla acorde a la línea productiva y a su proceso de capacitación. Las beneficiarias han gozado de acompañamiento psicosocial a través del desarrollo de talleres creativos.

La primera comunión es uno de los sucesos más importantes en la vida espiritual de un niño.

Con la Fundación Esperanza de Ser, el despacho de la gestora social ha permitido que 390 niños, niñas y adolescentes, hijos de trabajadores informales de Cúcuta accedan a una atención integral.

Prevención de embarazo en adolescentes

En Norte de Santander, los niños, sin importar su procedencia, juegan un rol fundamental en las políticas de la Gobernación.

Desde 2016, dentro del plan de desarrollo “Un Norte Productivo para Todos”, la Gobernación convocó a las entidades departamentales, las alcaldías y a su equipo de colaboradores a trabajar articuladamente para bajar los índices de vulneración de los derechos fundamentales de los niños, en donde se acentúa la problemática del embarazo temprano y el abuso sexual de menores, trayendo como consecuencias riesgos en su salud, deserción escolar, violencia intrafamiliar, abandono de infantes, incremento de la pobreza y consumo de sustancias psicoactivas, entre otros.

Lo anterior se instituye con la creación de mesas intersectoriales en 18 municipios, en los que 49 instituciones educativas se han beneficiado con el proyecto “Únete a la Prevención de Embarazo Adolescente (P.E.A.)”, mediante la entrega de material pedagógico a niños, niñas y adolescentes, que lideran las jornadas de encuentros de experiencias significativas en ámbitos académicos, deportivos, culturales y recreativos que ayudan a construir saberes en educación sexual con docentes, padres de familia y estudiantes de sexto a undécimo grado. “Los jóvenes construyen desde los jóvenes, con los jóvenes y para los jóvenes”, subraya Soler.

Junto a esto, se creó el primer observatorio de Prevención de Embarazo Adolescente (P.E.A.), en convenio con la Universidad Francisco de Paula Santander, en donde se lograron construir los diagnósticos anuales y se dio apoyo de pasantes en salud, ciencias humanas y comunicación social para fortalecer el trabajo en el territorio.

Jornadas de pediatría.
Comparte este contenido en tus redes sociales