Bogotá D.C. Columnistas Opinión

Un final esperado

Por: Inti Raúl Asprilla Reyes

Representante a la Cámara por Bogotá D.C. Alianza Verde

Quedan pocos meses para que el nefasto cargo que ocupó Enrique Peñalosa como alcalde de la capital colombiana se termine y con ellos la pesadilla que le ha causado a miles de bogotanos. Un sujeto que lo único que le generó a la ciudad fueron daños y perjuicios. Un personaje que se dedicó a pensar en los negocios de sus allegados y en afectar al ciudadano de a pie.

Su famoso “Metro de papel” al que tanta parafernalia le dio, solo quedó en palabras, confirmando que como gobernante le quedó grande la capital del país. Pero lo anterior, es solo un punto ante la cantidad de cosas que alardeó para su beneficio.

Como si fuera poco su perverso período, siempre le hizo la guerra al medioambiente de la ciudad, queriendo intervenir la Reserva Thomas Van Der Hammen o al menos dejando en el papel lo que para él es solo un “potrero”. Pero ahí no acaba todo. Siempre les dio la guerra a los parques en la ciudad al preferir el pavimento por encima de las zonas verdes para el sano esparcimiento y recreación de la población.

Además, le pareció que los árboles de la ciudad son un obstáculo para tapar el sol y en ese camino decidió empezar a talarlos sin importar lo que les dijeran las autoridades locales ni nacionales. Lo único que buscó este funesto sujeto fue el interés particular sobre el de la comunidad.

“Su famoso ‘Metro de papel’ al que tanta parafernalia le dio, solo quedó en palabras, confirmando que como gobernante le quedó grande la capital del país”.

El comprador de buses decidió llenar la ciudad de máquinas (TransMilenio) diésel en vez de traer articulados eléctricos para beneficiar el medioambiente de Bogotá, lo que ha derivado en varias alertas naranjas y rojas porque sus famosos biarticulados son los más contaminantes de la capital.

Este señor ha preferido viajar en los últimos días por todo el mundo en vez de “gobernar” una ciudad que está en crisis de seguridad, mientras le ordena a la fuerza pública perseguir a vendedores informales, cuando en los servicios de transporte público, SITP y TransMilenio, los robos aumentan por doquier.

Solo queda esperar que se termine este fatídico gobierno y confiamos en que los votantes escojan bien al próximo alcalde. Recordándoles que hay muchas opciones que quieren la continuación de Peñalosa.

Tenemos que seguir luchando para encontrar el mejor camino de la ciudad. ¡Fuerza!

Comparte este contenido en tus redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •