Un gremio que necesita el respaldo estatal

Luis Emilio Sierra Grajales, el abogado, proveniente de Manizales, es egresado de la Universidad de Caldas, especializado en Derecho Administrativo y Constitucional de la Universidad Católica y Máster en Seguridad Social de la Universidad Alcalá de Henares. A lo largo de su carrera profesional, se ha desempeñado en importantes cargos, como el de subgerente Administrativo Nacional del otrora Instituto de Mercadeo Agropecuario (Idema), secretario General del extinto Instituto de Seguro Social (ISS), asesor Presidencial para Asuntos Políticos, embajador de Colombia en República Dominicana, vicepresidente del Parlamento Latinoamericano, representante a la Cámara y senador de la República.

La Junta Directiva de la Federación Nacional de Distribuidores de Combustibles y Energéticos - Fendipetróleo, presidida por Jairo Gómez Fontalvo, nombró el pasado 4 de abril a Luis Emilio Sierra Grajales como vocero del gremio ante los entes estatales con la consigna de defender los intereses de la organización, que aglutina a más de 3.500 estaciones de servicio de las 5.570 existentes a lo largo y ancho del país y genera alrededor de 45.000 empleos directos e indirectos en Colombia. Por tal motivo, el excongresista trabajará desde su nuevo cargo por la sostenibilidad del sector y su desarrollo socioeconómico.

Para Luis Emilio Sierra Grajales, su prioridad será visitar las regiones con el objetivo de conocer sobre el terreno los problemas de los agremiados y ayudar a buscarles soluciones oportunas como intermediario entre Fendipetróleo y las entidades del Estado. “No es lo mismo una situación que ocurra en el centro, los Llanos Orientales, la Costa Pacífica y Caribe o en

zonas de frontera; por eso debo recorrer el país para darme cuenta de las necesidades de cada una de ellas y hacer una buena representación de este gremio”, asegura.

El exparlamentario, con más de 30 años de experiencia en el sector público, es consciente de la importancia de los pequeños distribuidores o “mipymes” en los territorios apartados de la basta geografía colombiana, donde alrededor de 4.500 familias viven de esta actividad y juegan un rol fundamental en el desarrollo del sector.

Dentro de las responsabilidades de la Federación Nacional de Combustibles y Energéticos está la de revisar los esquemas de producción, gastos e ingresos y demostrarle al Gobierno y al Legislativo las amenazas latentes dentro del mercado, tarea que no le será difícil a Luis Emilio Sierra Grajales, quien desde el Congreso, donde permaneció por espacio de dos décadas, promovió importantes debates y realizó una gestión permanente frente al Ejecutivo para volver el país mucho más competitivo.

Fendipetróleo y su relación con el Estado

La Comisión Quinta del Senado de la República, encargada de los temas minero energéticos del país, fue el punto de partida para que el excongresista se interesara más por los distribuidores de combustibles y energéticos a lo largo del territorio nacional.

Una de las funciones de Fendipetróleo Nacional es estar atenta como agremiación a los proyectos que se discuten y posteriormente se aprueben en el Senado y la Cámarade Representantes, en materia minero-energética. Como amplio conocedor de la labor que desarrolla el Congreso de la República, el exparlamentario es optimista de mantener unas relaciones cordiales y respetuosas con los que hasta el año pasado fueron sus compañeros de trabajo. “La colectividad de minoristas es muy importante, por ende, queremos llamar la atención de nuestro protagonismo en el escenario económico nacional, para lo cual necesitamos su reciprocidad”, dice.

Frente al Estado, Sierra Grajales tiene la responsabilidad de dar a conocer los problemas del sector y de servir de puente para que se les brinde soluciones lo antes posible a los distribuidores de combustibles y gas natural, quienes recaudaron en impuestos 7,2 billones de pesos para el país, en 2018. Según el excongresista, el aporte del gremio al desarrollo de la economía colombiana es enorme, así como a la generación de empleo en zonas intermedias y municipios. “El suministro de gasolina, diésel y gas natural es fundamental para la economía de un país y nuestro gremio es responsable de que se mantenga”, destaca.

Existen 5570 Estaciones de Servicio en el territorio colombiano.
En el nombramiento de Luis Emilio Sierra Grajales, como vocero de Fendipetróleo, asistieron sus hijos Estefanía y Felipe.

FENDIPETRÓLEO NACIONAL

Organización gremial que representa los intereses de los empresarios distribuidores de combustibles y energéticos del territorio colombiano, promueve la sostenibilidad del sector y construye al desarrollo social y económico del país. Sus objetivos estratégicos son:

  • Maximizar la vinculación de los empresarios distribuidores de combustibles y energéticos a la Federación.
  • Crear valor agregado a través de un trabajo continuo y articulado con el Gobierno Nacional, agremiaciones y organizaciones no gubernamentales.
  • Contribuir con el desarrollo sostenible económico y social del sector.
  • Fortalecer las competencias de nuestros colaboradores para la identificación de oportunidades.

La organización está cimentada en tres valores fundamentales

  • Integridad: Prácticas de coherencia con nuestra razón de ser generando confianza en nuestros públicos de interés.
  • Respeto: Relaciones internas y externas basadas en la transparencia. Compromiso con el medioambiente.
  • Cooperación: Construcción de relaciones sólidas para trabajar por la sostenibilidad del sector.
Luis Emilio Sierra Grajales, vocero de la agremiación y Jairo Gómez Fontalvo, presidente de la Junta Directiva de Fendipetróleo
Comparte este contenido en tus redes sociales