UNA MUJER CON LIDERAZGO

La alcaldesa de La Calera, Ana Lucía Escobar Vargas, ha dedicado gran parte de su gestión a fortalecer los programas sociales del municipio, pues considera que de esta manera es posible cambiar vidas y hacer patria. Por ello, sus obras están enfocadas en entregarles a los habitantes un territorio amigable, con un amplio potencial turístico y unos estándares de vida más altos. Con sus logros, quiere demostrar, además, que las mujeres pueden alcanzar grandes cosas, gracias a su disciplina y organización.

La cultura y el arte son para Escobar un excelente camino hacia la formación de grandes seres humanos. Por ello, ha hecho enormes esfuerzos para cubrir las zonas urbana y rural del municipio con programas de música, pintura y canto. Una labor que va de la mano de otras políticas sociales y económicas que buscan consolidar a La Calera como polo desarrollo.

La Calera Canta

Este programa consiste en formar en la actividad del canto a los estudiantes de las escuelas rurales del municipio, para lo cual la alcaldía ha realizado una importante inversión en la contratación de docentes, dotación de uniformes e instrumentos musicales nuevos para aprender, practicar y participar en concursos a nivel nacional e internacional.

“Para nosotros, es muy emocionante ver a los pequeños cantando, aprovechando la oportunidad de desarrollar estas competencias, y lo es más cuando los padres nos cuentan cómo estas clases han cambiado su vida, ayudándoles a ser más disciplinados en su quehacer académico, al enfocar sus energías y amar más esa escuela que les ofrece este tipo de espacios”, afirma la alcaldesa. El programa tiene una cobertura de 1.700 alumnos.

Festival La Calera Canta

Como producto de esta importante inversión, y el éxito que ha tenido el programa, la administración le dio vida a un festival en su honor, el cual se desarrollará por primera vez en diciembre de 2017 y albergará no solo a los grupos municipales, sino a los coros más representativos de Cundinamarca.

Capilla Nuestra Señora del Rosario

Este escenario religioso tiene un gran valor histórico para La Calera y para el país en general. Fue construida en 1776 y en 1984 fue declarada Monumento Nacional.

Hoy, gracias a la gestión de Escobar, quien tocó puertas en la Gobernación de Cundinamarca y el Ministerio de Cultura para conseguir los recursos necesarios que permitieran su restauración, el municipio cuenta con uno de los templos más hermosos de la región. “La capilla llevaba 17 años sin intervención, por lo que, al llegar a la administración me empeñé en gestionar los recursos para recuperarla, y en noviembre la inauguramos en un acto solemne en el que participaron grandes figuras y en el que nuestra Virgen del Rosario fue homenajeada y devuelta a su hogar”, sostiene la funcionaria.

Admite que gracias a esta obra se podrá ampliar la frontera turística de La Calera, “entregándole a todos los colombianos y extranjeros la posibilidad de visitar una de las dos capillas coloniales que existen en Cundinamarca”, asegura con emoción. El costo de la recuperación del templo fue de $1.450 millones de pesos y a su inauguración asistieron personajes como el gobernador de Cundinamarca, Jorge Emilio Rey, y su gabinete departamental; la exministra de Cultura, Elvira Cuervo Jaramillo; autoridades eclesiásticas del departamento y el municipio, así como representantes del Gobierno Nacional.

Una administración ejemplar

Con solo dos años de administración, Ana Lucía Escobar se enorgullece de entregar un balance ejemplar en el cumplimiento de su Plan de Desarrollo La Calera incluyente con el compromiso de servir. “Llevamos el 50% de nuestro período y hemos ejecutado el mismo porcentaje de la hoja de ruta que construimos para el municipio”, señala la mandataria. Destaca que fue una de las primeras alcaldías en entregar el Centro de Interacción Ciudadana. “En medio del proyecto de recuperación del espacio público, entregamos también siete andenes para el servicio de nuestra gente, así como la restauración de la plaza de mercado campesino”, agrega.

De igual manera, se inició la pavimentación de vías urbanas y se dispuso de una inversión de $250 millones de pesos para el arreglo de la malla vial rural con placa huellas. “Logramos, además, la consecución de los recursos para terminar la Escuela Juan XXIII que nos dejó inconclusa la pasada administración y firmamos, en convenio con la Gobernación, un proyecto por $220 millones para ejecutar un plan de señalización vial”, puntualiza.

Proyectos a futuro

Una de las metas es dejar construida la Casa Museo de La Calera, que se ubicará en la misma Casa de Gobierno, como también dejar listo el Plan Maestro de Acueducto y Alcantarillado que tiene un valor de $50.000millones de pesos, de los cuales ya se cuenta con $13.000 millones para poner en marcha la primera fase. Este balance demuestra el gran valor que tiene para la mandataria su municipio y su gente, motivo por el cual trabaja sin descanso para gestionar lo necesario y cumplir con lo prometido a la población.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password